UP

-    Escrito por gon

Cómo calcular el finiquito paso a paso

Cuando estamos trabajando en una empresa y dicho trabajo finaliza, ya sea porque nos despiden o porque entregamos una carta de renuncia o porque finaliza el contrato, nos corresponde una cantidad de dinero que se conoce como finiquito. Si aún no sabéis cómo calcularlo, en DeFinanzas vamos a explicarlo de la manera más clara posible. No es un cálculo sencillo debido a los impuestos y a que debes llevar perfectamente contabilizados los días de vacaciones consumidos y los pendientes de disfrutar, así que verás que te ponemos un ejemplo para que lo hagas a la vez que nosotros y te queden los números claros.

Cómo calcular el finiquito

El finiquito es la cantidad de dinero en el que se que recibe un trabajador al finalizar la relación laboral con la empresa en la que presta sus servicios. Con el finiquito el trabajador se obliga a no realizar reclamos posteriores a la empresa o empleador.

Es importante que tengamos en cuenta que éste dependerá del tipo de contrato y del tiempo que llevemos en la empresa. Por ello, necesitamos estar preparados ante los posibles despidos realizando continuamente cursos de formación que nos permitan ir mejorando nuestro curriculum vitae (tenemos un post estupendo donde encontrarás plantillas si pinchas aquí).

Qué es y cómo se cobra el finiquito

Cómo calcular el finiquito

La firma del finiquito es algo común aunque no obligatorio ya que sirve para dejar constancia de la situación del trabajador, sin embargo es necesario recordar que esta firma  no implica aceptación del despido sino únicamente de la liquidación a menos que en este  se contemple que “con ello se da por saldado y finiquitado por todos los conceptos sin lugar a reclamación alguna”.

Resumiendo, la carta de despido se firma de manera posterior al finiquito y es un documento obligatorio, mientras que el finiquito no es obligatorio.

Aunque confiemos en la empresa es indispensable que sepas la cantidad que te corresponde percibir en caso de dejar tu trabajo, ya sea por despido o de manera voluntaria ya que si firmas antes de ver realmente si la cantidad es la correcta estarás aceptando algo que después no vas a poder reclamar o corregir. De todas maneras, el finiquito deberá incluir todas las remuneraciones devengadas por el trabajador y aún no percibidas (por ejemplo, te queda la nómina del mes por recibir y varios días de vacaciones por disfrutar) y, en si corresponde, puede incluir también la correspondiente indemnización (en el caso de que se trate de un despido improcedente).

Calcular el finiquito

Cómo calcular el finiquito

Para el cálculo del finiquito intervienen cuatro factores.

Conceptos básicos para calcular el finiquito

  • El salario bruto mensual.- En caso de tener un salario fijo se toma en cuenta la última nómina, en caso de ser un salario variable se toma en cuenta las últimas seis nóminas.
  • Número de días de vacaciones no disfrutadas.- En un contrato normal, aparecerá el número de días de vacaciones remuneradas por año trabajado. Si tu empresa ofrece 24 días de vacaciones pagadas, te corresponden 2 días por mes trabajado. Las vacaciones “se consiguen” a base de haber trabajado estos meses.
  • Pagas extraordinarias.- Según el contrato, tendrás 12 o 14 pagas. Un trabajo o un salario no es “mejor o peor” por tener más o menos pagas siempre que el salario bruto sea el mismo. Cuando tienes doce pagas, cobras todos los meses lo mismo. Con 14 pagas o más, la empresa retiene parte de tu sueldo todos los meses para abonarlos, habitualmente, en junio y diciembre (vacaciones de verano y gastos navideños).
  • Otros conceptos si los hubiere.- Cualquier posible indemnización, plus o paga extraordinaria regulada en el contrato aplicable (esto cambia con la ley, donde se define el número de días por año trabajado que supone el finiquito).

finiquito

Ejemplo del cálculo de un finiquito

Imagina que un trabajador cuenta con un sueldo base de 600 euros mensuales, además de un plus por convenio de 50 euros y dos pagas extra al año de 600 euros cada una. El despido improcedente se produce el 15 de mes y sin haber hecho uso de 3 días de vacaciones. Su antigüedad es de 5 años y la ley actual permite a la empresa indemnizar con 20 días por año trabajado.

  • Suma el sueldo al plus (600 + 50= 650 euros) y el resultado divide por los 30 días que tiene el mes (650/30= 21,6 euros) y de este modo sabremos qué cantidad cobra al día.
    Si trabajó 15 días del mes en el que es despedido deberemos multiplicarlo por lo que cobra al día (15 x 21,6= 324 euros). La parte pendiente de abonar de la nómina es de 324 €.
  • Si tenemos dos pagas extra, cogemos ahora las pagas extra y multiplicamos el número de días que se han dado desde que se devengan cada una de ellas hasta el mes en el que el trabajador es despedido.
    De este modo si hay dos pagas extra de enero y de Julio hemos de dividir primero el sueldo base por los 360 días del año (600/365=1,64 euros al día retiene la empresa de cada paga).
    Si despiden al trabajador el 15 de diciembre se han de multiplicar primero los días que pasan desde el pago de la primera paga (enero) hasta el día del despido (350 días)  y desde la segunda paga (julio) hasta el día del despido (167 días).
    De la primera paga nos deben 350×1,64 = 574 euros y  de la segunda, sólo van los días desde el 1 de julio al 15 de diciembre 167×1,64=274 euros de la paga extra de julio.
    En total, tenían retenido de nuestras pagas: 848 €.
  • Ahora vamos a por los días de vacaciones no disfutadas. Si nos correspondía 24 días de vacaciones en total, como nos despiden a 15 días de final de año, y son dos días por mes trabajado, nos correspondía disfrutar de 23 días de vacaciones. Si hemos disfrutado sólo de 20 días de vacaciones, tendremos que cobrar 3 días de vacaciones.
    3 días de vacaciones multiplicado por 21,6 € que ganamos al día, nos da un montante de 64,8 € pendiente de cobrar de las vacaciones.
  • Como estamos haciendo la suposición más complicada, despido improcedente, debemos añadir aquí los días por año trabajado. Imaginando 5 años trabajados y que se acogen a una reducción en la indemnización por despido, tendrían que pagar 20 días por año trabajado. En total, tendrían que pagar 100 días de trabajo.
    100 días de trabajo multiplicado por 21,6 € día trabajado, son 2160 € de indemnización por despido improcedente.
  • Total: 324 + 848 + 64,80 € + 2.160 € = 3.396,80 €

¿Cómo tributa el finiquito a la hora de hacer la Declaración de la Renta?

CÓMO CALCULAR EL FINIQUIT

Muchas son las preguntas que nos vienen en mente a la hora de hacer la Declaración de la Renta pero son muchas más cuando hay un año en el que tenemos un finiquito o bien cuando tenemos dos pagadores diferentes. Vamos a ver qué debemos tener en cuenta para hacer bien la declaración.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el finiquito, hasta que lo cambien, tributa como rendimiento de trabajo, por lo que debes declararlo en tu declaración de la renta junto con todos los demás ingresos anuales que te ha hecho la empresa. Lo que pasa es que el finiquito no lleva, en muchos casos, retención de IRPF, lo que quiere decir que vamos a tener que pagarlo en la declaración. Hay muchas empresas que sí hacen una retención de IRPF sobre el finiquito, pero habitualmente, como en este ejemplo, el IRPF sube considerablemente debido a que el monto del finiquito en casos de despido improcedente cambia el dinero recibido a lo largo del año.

CÓMO CALCULAR EL FINIQUIT

Otros cosas a tener en cuenta para la declaración de la Renta después de un despido

Por otro lado, debemos también tener en cuenta que si nos vamos al paro o nos cogen en otra empresa, debemos informarlo en la declaración de la Renta. En ella, tendremos que satisfacer los impuestos que no nos han retenido (en el caso de estar en el paro) o la diferencia entre lo que la nueva empresa nos ha retenido y lo que deberíamos haber pagado en realidad. Es por ello que en muchas ocasiones oímos que si tenemos dos pagadores vamos a tener que pagar, pero no es del todo cierto. Lo que sí es cierto es que tenemos que pagar un porcentaje y si el INEM no nos lo quita como hacen las emrpesas en la nómina o bien la segunda empresa solo nos retiene un 2%, pues deberemos pagar la diferencia  a la hora de hacer la Renta, pero el porcentaje de impuesto a pagar no es más.

Esperamos que estas aclaraciones hayan sido de utilidad y no dudéis en preguntarnos todo lo que queráis en relación a este tema.

Este cálculo no es nada fácil de realizar, así que ánimo.