Escrito por Tendenzias

Qué es un cheque

Hoy en día se utiliza con frecuencia el pago y cobro de alguna transacción sin necesidad de utilizar dinero físico; es lo que llamamos cheque. Es un mecanismo comercial muy utilizado aunque también, gracias a Internet, están ganando popularidad las transferencias bancarias.

Aunque se trata de una operación sencilla, debemos prestar atención a ciertos detalles para evitarnos problemas.

Qué es un cheque

El cheque es un documento mercantil aceptado como medio de pago, a través del cual una persona da la orden a una entidad bancaria en la que tiene fondos de pagar una determinada cantidad de dinero a otra persona o empresa.

Las personas que intervienen son las siguientes:

  • Librador: es la persona física o jurídica que tiene la deuda y que se compromete a pagarla utilizando el cheque, por la cantidad que se refleja en el mismo.
  • Librado: es la entidad financiera en la que el librador o deudor posee una cuenta abierta con fondos que permitan cubrir la cantidad de dinero reflejada en el cheque. Esta entidad le da al librador el cheque.
  • Beneficiario: es la persona que recibe el cheque y que puede cobrar la cantidad que se refleja en el mismo. Recibe también el nombre de tomador o tenedor del cheque.

En un cheque aparecen diferentes campos. Estos son:

  • Nombre de la entidad bancaria y dirección
  • Nº de cuenta del titular
  • Cantidad autorizada a retirar en números
  • Páguese por este cheque a: se indica a quién se autoriza para cobrarlo
  • Cantidad autorizada en letras
  • Fecha de expedición en letras
  • Nº de serie del cheque en el talonario y sucursal del banco a la que corresponde la cuenta
  • Nombre del titular
  • Firma del titular
  • Código: contiene el número de serie y de cuenta para el lector del banco
que-es-un-cheque-bancario

Emitir un cheque

Un cheque puede ser emitido por cualquier persona física o jurídica con capacidad legal que posea una cuenta con fondos en alguna entidad financiera. Los cheques se entregan como parte de un talonario y podrán ser utilizados como medio de pago cuando su propietario lo desee.

Para emitir un cheque basta rellenar todos los campos correspondientes detallados en el apartado anterior y prestar atención a algunos aspectos.

que-es-un-cheque-cumplimentar-cheque-bbva

Al escribir la cantidad a pagar en números debemos prestar atención a la separación de los miles con un punto. Por seguridad, suele escribirse un guion a continuación del punto; lo que imposibilita la escritura de otro número después del punto (.-).

En la fecha, tanto el día como el mes se escriben con letras; el año irá en números. No obstante, algunos cheques llevan el día también en números.

En el apartado “Páguese por este cheque a“, debe poder leerse con claridad el nombre de la persona o institución a quien se emite el cheque. De no ser así, puede denegarse el cobro del mismo. Con la cantidad en letras, sucede igual. No debemos omitir ninguna palabra y debe ser legible. Después de la cantidad trazaremos una línea horizontal para evitar que se escriban más palabras.

La firma debe corresponderse con la que el banco tiene registrada.

Cómo cobrar un cheque

Si vamos a recibir un pago mediante cheque, debemos asegurarnos de que todos los apartados están debidamente cumplimentados.

En el caso de que queramos cobrarlo en efectivo, acudiremos a la entidad bancaria de la persona que nos firma el cheque. De lo contrario, acudiremos a nuestra propia entidad para que cobre el cheque a la otra entidad y nos los ingrese directamente en nuestra cuenta.

que-es-un-cheque-como-cobrar-un-cheque

Tipos de cheques

Existen diferentes tipos de cheques. Los más comunes son:

  • Cheque en blanco: este tipo de cheque no incluye ningún tipo de información salvo la firma del deudor. Al no llevar la cantidad escrita en el mismo, podrá rellenarse con cualquier cantidad que la cuenta o crédito pueda soportar. Por este motivo, este tipo de cheques se utilizan únicamente entre personas en las que existe confianza total.
  • Cheque nominativo: cuando se usa este cheque, la única persona o institución que puede cobrarlo es aquella cuyo nombre figura en el mismo. Desde el punto de vista del beneficiario, este es el tipo de cheques más seguro.Los cheques nominativos cuentan con la particularidad de que algunos pueden ser transmitidos a una tercera persona; siempre que aparezca la cláusula “a la orden”. En el caso de no aparecer, no podremos hacerlo. A esto se le llama endoso. Para poder realizarlo se requiere únicamente la firma del primer beneficiario y el nombre del segundo escrito en el cheque.
  • Cheque al portador: la persona que lo puede cobrar, es decir el beneficiario, es aquella persona que lo tenga.
  • Cheque para abonar en cuenta: no puede cobrarse en efectivo e incluye la expresión “abonar en cuenta”.
  • Cheque cruzado: con este cheque, el librado sólo puede cobrar el cheque a una entidad bancaria o a un cliente de la misma. No puede ser cobrado en efectivo, salvo que sea cliente de la entidad que debe pagarlo. Deben rellenarse los datos y realizarse dos barras paralelas en diagonal. Si no aparece un nombre, el cheque podrá ser depositado en cualquier cuenta.
  • Cheque conformado: la entidad bancaria que hará el pago asegura que existen fondos suficientes para el pago; éstos serán retenidos al expedir el cheque. Se escribe “conforme” y se firma.
  • Cheque bancario: en este cheque es la entidad bancaria quien actúa como librador, y garantiza así los fondos.
  • Cheque contra la cuenta del Banco de España: el librado es el Banco de España y el librador, generalmente, una entidad de crédito.
  • Cheques de viajes: son cheques en euros u otra moneda que han sido emitidos por bancos o intermediarios financieros como Visa, Mastercard o American Express.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • https://marilemamartinez.files.wordpress.com/2014/04/cheque-bancario.jpg
  • http://d.konyaninsesi.com.tr/news/83338.jpg
  • https://juliorosonvsbbva.files.wordpress.com/2010/04/12-de-septiembre-de-2007.jpg

deFinanzas.com

Newsletter