-    Escrito por gon

Concepto de productividad 2015

¿Qué es la productividad y qué conceptos abarca dicho término? Hoy en DeFinanzas abarcamos estas cuestiones y muchas más para acabar con las dudas que podáis tener sobre estos temas.

3d human try to turn the gears

Aunque no lo creamos, el concepto de productividad tiene muchas connotaciones que dependen del contexto en el que hablemos. No obstante, centrándonos en el aspecto económico, ha llegado el momento de aclarar todas las dudas que tengamos acerca de este término.

¿Qué es la productividad?

Una definición simplista de productividad puede ser simplemente el lograr obtener “más por menos“, la productividad puede definirse como la relación entre la cantidad de bienes y servicios producidos y la cantidad de recursos utilizados; La productividad es un indicador que refleja que tan bien se están usando los recursos de una economía en la producción de bienes o servicios.

Uno de los problemas comunes que existen entre diversas personas es el confundir el concepto de productividad con otros conceptos como: eficiencia (la ejecución disciplinada de un trabajo determinado aunque este no resulte efectivo en conseguir los resultados deseados), eficacia (la obtención del resultado deseado, aunque no se haya ejecutado el trabajo o plan de forma disciplinada), intensidad del trabajo (el sobreesfuerzo del trabajador en la realización de sus actividades ya sea mediante el aumento de horas de trabajo o exigiendo mucha más producción en la misma jornada de laboral).

productividad

Karl Marx definió la productividad del trabajo en la siguiente forma:

“…el grado social de productividad del trabajo se expresa en el volumen de la magnitud relativa de los medios de producción que un obrero, durante un tiempo dado y con la misma tensión de la fuerza de trabajo, transformada en producto…”

O en otras palabras es el lograr conseguir mayor producción sin aumentar las horas de trabajo ni exigir más esfuerzo por parte del trabajador o “conseguir más por lo mismo”, en este caso Marx apelaba a que un trabajador con mayor destreza y mejores conocimientos es capaz de aumentar el producto o mejorar el servicio gracias a su habilidad o talento que ha sido mejorado con el tiempo de práctica, sin necesidad de aumentar las horas de trabajo o exigiéndose un sobreesfuerzo en la misma jornada laboral.

Klein en 1965 definió la productividad como: “La relación que existe entre la meta lograda y los recursos gastados con ese fin“.

Si bien muchos de los conceptos de productividad vienen de épocas muy diferentes a la actual, sus conceptos siguen siendo válidos ya que en la actualidad lo que más ha cambiado son los factores que influyen en la productividad, por ejemplo la innovación de los productos (actualmente una empresa puede ser totalmente reemplazada por otra que use productos con una tecnología superior), la gestión de tiempo, el manejo de los recursos humanos, entre otros.

Mejorar la productividad

Mejorar la productividad es una de las metas finales de cualquier empresa ya que ello significa que se han reducido costes y que el rendimiento de la compañía es mayor. Sin embargo, maximizar la productividad es también unos de los grandes quebraderos de cabeza de cualquier directivo, un objetivo complicado de alcanzar y que debe sustentarse en diversos pilares.

mejorar productividad
Por un lado, están las estructuras e infraestructuras de la empresa. ¿Cómo se organiza la empresa? ¿Cómo se conectan entre sí las diferentes sedes o departamentos? Dicho de una forma simple, ¿cómo hacer para que el esqueleto, la columna vertebral de una empresa sea lo más sólida posible? Además de existir esta correcta estructura, todo el mundo en la empresa debe tener claro cuál es su lugar en ella.

Optimizar los procesos de producción es otra de las claves para mejorar la productividad. Por procesos nos referimos a todos aquellos pasos que se han de dar para sacar adelante un proyecto. Optimizar procesos también supone tener alternativas y capacidad de respuesta en caso de cualquier contingencia (averías, cambios estratégicos, cambios en la perspectiva del cliente, etc). Para mejorar los procesos de producción es indispensable tener una buena estructura y, también tener en cuenta los dos siguientes aspectos.

Por un lado tenemos las herramientas con las que cuenta la empresa para llegar a sus objetivos, es decir, todos aquellos activos materiales que beneficien la producción y el rendimiento en el trabajo. Tan importante como estar a la última en las nuevas tecnologías es aprovechar al máximo los recursos de los que disponemos, aunque sean escasos.

capital humano
Por último, pero no por ello menos importante (al contrario), se encuentra el factor humano: los trabajadores. Los trabajadores son activos primordiales dentro de cualquier empresa y son pieza básica para mejorar la productividad. Cualquier compañía que se precie dota de importancia y responsabilidad a sus trabajadores. Para garantizar un buen rendimiento y mejorar la productividad se necesitan buenas condiciones laborales, buenos sueldos, buen ambiente de trabajo y otros muchos valores que consiguen que un trabajador mejore su productividad.

Por supuesto, todos estos requisitos han de cumplirse dentro de las posibilidades de la empresa, es decir, como ya hemos reseñado en el artículo, optimizar la productividad supone que cada persona física o jurídica llegue a sú máximo, siempre dentro de sus capacidades.

Video del concepto de productividad:

 

Otros artículos que os pueden resultar de interés son: