-    Escrito por gon

Crédito rápido, consejos

Hemos hablado ya aquí acerca de los créditos rápidos, también conocidos como créditos fáciles. Allí detallamos las ventajas e inconvenientes que pueden tener los mismos. Entre las ventajas encontramos una rápida contratación, un trámite sencillo, un plazo de amortización máximo de 60 meses y un importe que oscila entre los 500 y los 6000 euros. En materia de desventajas hablamos acerca del elevado coste que implican así como la posibilidad de que obliguen al cliente a la contratación de productos adicionales como seguros, tarjeta de crédito etc.

Hoy hablaremos acerca de los consejos que imparte la asociación de consumidores a la hora de solicitar un crédito de estas características.

1)      Conocer el tipo de interés real que tiene el crédito puesta que las financieras que otorgan el crédito suelen informar acerca del TAE mensual pero raramente se molestan en explicarle al cliente el TAE anual. Este a menudo se encuentra entre el 20 y el 25%.

2)      Solicitar un período de amortización breve. Así como con las hipotecas, cuanto más se prolongue el período de amortización más terminará pagando el cliente en intereses.

3)      Dado que es posible que exijan la contratación de seguros u tarjetas de crédito, resulta recomendable conocer todas las condiciones del préstamo con antelación para evitar desagradables sorpresas al formalizar el mismo.

4)      En materia de créditos online es importante que el cliente disponga del contrato antes de firmarlo para poder conocer bien las condiciones. A su vez, también es posible cancelar el crédito durante los primeros 14 días sin penalización alguna, al menos según la ley.

5)      Si bien se tratan de créditos característicos por su rápido acceso al importe solicitado, lo cierto es que el crédito se obtiene de 24 a 48 horas luego de haber firmado el contrato, con lo cual no son las 24 u 48 horas desde la primera llamada como suelen anunciar esta clase de financieras.

6)      Por último, resulta importante saber si estas empresas cuentan con algún centro físico de atención al público. Muchas de estas empresas funcionan vía mail y no tienen obligación de contestar un mail hasta los 2 meses, perjudicando al cliente en el caso de que, por ejemplo, quisiera cancelar el crédito en el primer período.

Imagen: arte y fotografía

Vía Créditos Online