UP

-     Escrito por gon

Definición de Empresa

Entender la concepción actual de “empresa” es fundamental para alcanzar un mayor nivel de comprensión del mundo actual contemporáneo, altamente globalizado y en el que la empresa ocupa un lugar central y hegemónico.

En el presente artículo, se llevará a cabo una aproximación teórica del concepto de “empresa” y se incluirán sus características generales y específicas. También su pertinente clasificación, de acuerdo con la actividad, con la naturaleza constitutiva y con el tamaño que cada una de ellas posee.

definicion-empresa-edificio-de-empresa

Qué es una empresa

Una empresa puede ser catalogada como una organización de personas que posee un objetivo en común, basado en la obtención de beneficios por parte de cada uno de los integrantes que la componen.

Por otra parte, una empresa también puede ser definida como un bloque unitario formado por un grupo determinado de personas, que coexisten con la presencia de bienes materiales y financieros. Su finalidad última reside en la producción de un bien o de un servicio en particular que neutralice una determinada necesidad y por medio de la cual sea posible la obtención de ciertos beneficios.

que-es-una-empresa-hombres-armando-rompecabezas

Para que una empresa funcione como tal, es imprescindible que posea ciertos elementos y que predomine una coexistencia entre ellos, en forma armónica, para lograr el alcance de los objetivos comunes. Entre estos elementos se encuentran los siguientes: una razón de ser de la organización, una misión, una visión y un conjunto de decisiones ensambladas en un plan de planificación que se encuentre direccionado hacia la obtención de un alto nivel de eficiencia y eficacia productiva.

Asimismo, debe poseer un capital, un conjunto de medidas propias a la administración, como así también capital humano. Los recursos humanos de una empresa se obtienen mediante un proceso de reclutamiento específico y programado. Este tipo de recursos es el que posibilita el desarrollo de las tareas propuestas y permite lograr la satisfacción de las necesidades del mercado altamente competitivo vigente en la actualidad.

Tipos de empresas

Existen diversos criterios clasificatorios, los que permiten la diferenciación de cada una de las empresas, tanto para su estudio, como para su comprensión empírica. A continuación, se llevará a cabo una descripción de cada una de las clasificaciones existentes, para que puedas comprender, en mayor medida, la importancia de las empresas en la en el mundo de hoy.

tipos-de-empresas-reunion-en-oficina

Tipos de empresas según su actividad

De acuerdo con la actividad económica que cada una de las empresas realiza, éstas pueden ser clasificadas en empresas pertenecientes al:

  • Sector primario: en esta área se destaca una predominancia de las actividades vinculadas directamente con la agricultura, la ganadería, la minería y la pesca. Es decir, que en este tipo de actividad se presenta una explotación directa de los recursos propios de la naturaleza. Generalmente, este tipo de elementos no suele llegar en forma directa al consumidor, sino que más bien, conforman un eslabón dentro de la cadena de producción del sector industrial secundario, explicado consecutivamente.
  • Sector secundario: se destaca la actividad industrial; es donde se llevan a cabo las correspondientes modificaciones de la materia prima obtenida a través del sector primario. A partir de diversos procedimientos modificatorios, las materias primas son transformadas en productos para el consumo posterior. Dentro de esta categorización, se encuentran los siguientes subsectores: artesanal, industrial, de la construcción, de la obtención de energías variables, entre otros.
  • Sector terciario: los servicios cumplen un papel central. En este área se encuentran aquellas actividades íntimamente ligadas con la prestación se servicios de diversa índole, los que son ofrecidos para la satisfacción de las necesidades poblacionales específicas. Dentro de este grupo de empresas se destacan aquellas relacionadas con los siguientes sectores: comercial, comunicacional, finanzas, turístico, cultural, administrativo público o privado. Se debe mencionar que el sector terciario es el encargado de la dirección, la organización y la facilitación de las actividades productivas de los sectores anteriores, es decir, del sector primario y secundario, ya que su función hegemónica se encuentra focalizada en la distribución y el consecuente consumo o usufructuo de un determinado bien o servicio.

Tipos de empresas según su creación

Si se tiene en cuenta el modo constitutivo de cada una de las empresas éstas pueden clasificarse en:

  • Empresas individuales: son aquellas pertenecientes a una única persona, la que puede responder en forma limitada o ilimitada. Esta forma empresarial es concebida como una de las más sencillas y suelen ser de índole familiar.
  • Empresas societarias: en este caso, las organizaciones se encuentran conformadas por más de una persona. Dentro de esta categoría se pueden observar las siguientes subclasificaciones: Sociedades Anónimas; Sociedades de Responsabilidad Limitada; Sociedades Colectivas, entre otras.
  • Cooperativas: constituyen organizaciones en donde prima la economía solidaria o social. Además, son instituciones sin fines de lucros, reunidas bajo la ideología de la búsqueda de un accionar conjunto hacia el alcance de objetivos comunes.

Tipos de empresas según su tamaño

A pesar de que no existe una concepción unívoca sobre los parámetros clasificatorios implicados en la magnitud de una empresa, se suelen tener en cuenta, para realizar dicha clasificación: la cantidad de las ventas, el valor del capital, la cantidad de empleados activos, entre otros elementos. Les presentamos una clasificación posible al respecto:

  • Grandes empresas: este tipo de empresas se diferencia por un volumen importante de actividades comerciales, ya que deben superar en facturación una cantidad aproximada de 6.000.000 de euros. Asimismo, estas organizaciones tienen la obligación implícita de presentar debidamente las declaraciones y liquidaciones correspondientes a los balances anuales de resultados, las retenciones pertinentes, el Impuesto al Valor Agregado (IVA), junto con las primas de seguros y las restantes cargas impositivas de carácter especial. Usualmente, poseen una cantidad que excede los 250 empleados.
  • Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES): este tipo de organizaciones empresariales se caracterizan por no poseer las mismas obligaciones y regulaciones que las anteriormente explicadas, pero no obstante, tienen la obligatoriedad de presentar el informe mensual declarativo de sus retenciones acerca del rendimiento laboral y de cada una de las actividades económicas llevadas a cabo. En este caso particular de empresa, la cantidad de empleados oscila entre las 10 y las 249 personas.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://inversor.global/wp-content/uploads/2016/09/empresas.jpg
  • http://www.listadosybases.com/assets/uploads/project_images/grandes_empresas2.jpg
  • http://www.asesoriabarlas.com/images/empresa.jpg

deFinanzas.com

Newsletter