-    Escrito por gon

Definición de objetivos

La definición de objetivos es el primer paso a la hora de llevar una empresa, un negocio o, incluso, una idea a buen puerto. ¿Cómo debemos realizar una correcta definición de objetivos? Dedicamos esta entrada a detallarlo.

definicion-objetivos

Índice del artículo:

  1. Definición de objetivos
  2. El Acrónimo S.M.A.R.T.
  3. 7 errores al definir tus objetivos
  4. Video sobre la definición de objetivos

“Todos los triunfadores están intensamente orientados a una meta. Saben lo que quieren y se concentran resueltamente en alcanzarlo, un día tras otro. Nuestra habilidad para fijarnos metas es la llave maestra para alcanzar el éxito”.

Brian Tracy

Definición de objetivos:

objetivo-empresarial

Un objetivo puede ser definido como una meta o propósito que se desea alcanzar en un tiempo determinado con la inversión de ciertos recursos, la definición de objetivos es uno de los pilares de la planificación empresarial, hay quienes dicen que trazarse los objetivos equivocados es fracasar antes de comenzar porque de la definición de objetivos partirá la planificación de las acciones y procesos de cualquier emprendimiento.

La definición de objetivos es de hecho esencial ya que marcarnos esos objetivos hará que se establezca un camino a seguir desde el momento en el que se establezca la empresa y supondrá una fuente de motivación para todos los miembros de la empresa.

El Acrónimo S.M.A.R.T.

smart

S.M.A.R.T. es un acrónimo en inglés que forma la palabra “inteligente” y hace referencia a cinco cualidades que todo objetivo debería tener:

  • S = Specific – Específico.- Los objetivos deben contener acciones en si mismos y no ser definidos de forma vaga, tampoco es recomendable que un objetivo abarque un gran número de acciones en sí mismo, lo ideal es que cada objetivo conlleve una acción determinada.
  • M = Measurable – Medible.- Los objetivos deben poder medirse, esto nos permite saber a tiempo si estamos yendo por el camino correcto o no, además el hecho de que un objetivo sea mesurable hará que nos sintamos motivados al ver los logros producidos.
  • A = Attainable – Alcanzables.- Los objetivos inalcanzables no proveen motivación sino autoengaño, siempre debemos ser optimistas y esperar lo mejor de nuestro trabajo y nuestros recursos, pero no debemos esperar resultados desproporcionadamente elevados a comparación con los recursos invertidos.
  • R = Realistic – Realistas.- Existen varios emprendedores que sobreestiman lo que podrían llegar a lograr en poco tiempo así que se tratan metas demasiado grandes, si bien es bueno plantearse grandes y ambiciosas metas ya que provee una motivación especial a los objetivos, estos deben ser trazados en forma realista.
  • Time-related = Temporal.- Se dice que un objetivo deber ser un “sueño con fecha de vencimiento”, la presión de tiempo contribuye a la autodisciplina y a la autoexigencia.

No podemos olvidar tampoco que además de estos conceptos a la hora de definir nuestros objetivos deberémos diferenicar entre aquellos que son a corto plazo de los que son a largo plazo; de modo que podamos establecer un plan de trabajo para cumplir primero unos y después acabar alcanzando los otros.

7 errores al definir tus objetivos

Objetivos poco claros

Lo primero al fijarse unos objetivos es realizar una planificación. ¿De dónde venimos y hacia dónde queremos ir? ¿Qué plazos de tiempos nos fijamos para alcanzar estos objetivos? ¿Qué objetivos son principales y cuáles secundarios? ¿Qué pasos seguir para la consecución de los objetivos? Los objetivos deben estar claros y además debemos trazar un plan diseñado específicamente a alcanzarlos.

objetivos

Objetivos poco realistas

Uno de los principales errores es marcarse objetivos poco realistas, sobre todo en el sentido de ser demasiado optimista. Por ejemplo, un objetivo poco realista sería creer que vamos a triunfar con una constructora. O pensar que después de realizar un ERE es un buen momento para pedir un aumento de sueldo a tu jefe. Estos ejemplos estúpidos sirven para explicar lo que no es un objetivo realista. Es importante mejorar, siempre, sí, pero paso a paso y de forma estructurada.

Objetivos ya alcanzados

En el otro lado de la balanza están aquellos que tienen una actitud demasiado acomodada y se marcan objetivos poco ambiciosos. Cuando te marcas continuamente objetivos que ya has alcanzado, no consigues crecer en ningún aspecto, al contrario, solo sirve para estancarse. Siempre hay que tener un nuevo objetivo por el que luchar, aunque solo sea para demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de lograrlo.

Objetivos demasiado focalizados

Esta recomendación sería para aquellos que se centran en una cosa y son incapaces de ver nada más, o lo que llegan a un punto fijo en el que no son capaces de ver más allá. Es cierto que hay que priorizar tareas y objetivos, pero no hasta el punto de focalizarlo todo en la consecución de un objetivo primordial. Seguramente va a provocar que dejemos de lado otros objetivos que terminarán cayendo en el olvido, o que dejemos pasar oportunidades por estar demasiado encaminados en determinada dirección.

errores definir objetivos

Demasiados objetivos

Y si centrase demasiado en un objetivo es un error, también lo es diversificar demasiado tus objetivos. Tener demasiados frentes abiertos nos dificulta concentrarnos realmente en resolverlos. Además, aunque no lo creas, tu capacidad tiene un límite. Vale más tener unos cuantos objetivos claros, definidos y que te ayuden a mejorar, que un montón de objetivos absurdos o inalcanzables.

¿Objetivos o caprichos?

Los caprichos satisfacen los deseos más inmediatos y primarios del ser humano. Si una persona tiene como objetivo satisfacer continuamente ese tipo de deseos, se podría decir que más que buscar un objetivo, esa persona es presa de sus caprichos. La satisfacción que obtiene es corta y fácilmente olvidable. Se pueden tener objetivos a corto plazo, claro, pero normalmente los objetivos importantes se avistan a medio o largo plazo, deben ser trabajados, masticados y cuando finalmente se consiguen, dejan un sentimiento de felicidad y realización personal.

Solo objetivos, nada de hechos

Todos conoceremos a la típica persona que tiene la cabeza llena de proyectos y de objetivos a alcanzar, pero que siempre se quedan en ese, ideas. Para alcanzar los objetivos hay que trabajar para ello. Una buena idea y unos objetivos loables no se materializan por sí mismos.

Video sobre la definición de objetivos: