Escrito por Tendenzias

Los partos múltiples se afincan en España

Hace tiempo que los niños dejaron de venir con un pan bajo el brazo para empezar a llegar con una buena ristra de gastos. Se estima que la incursión por los mundos de la paternidad y maternidad nos cuesta un mínimo de unos 3.000 euros. Para colmo, si tenemos en cuenta que España lidera en Europa el asunto de los embarazos múltiples, resulta que nos crecen los enanos -nunca mejor dicho-. Sin embargo, la magia de la paternidad no desalienta a nuestros valientes bolsillos.

gastos-embarazo

No en vano, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los partos múltiples concentraron el 2,29% del total en 2014. De hecho, nos hallamos ante el porcentaje más alto de toda la historia donde 9.493 partos fueron dobles (el 2,26%), 117 tuvieron carácter triple y dos de cuádruples o más, es decir, que 22,9 de cada mil nacimientos.

Sin embargo, todavía no pasamos de diploma olímpico, pues el oro, la plata y el bronce en estos menesteres la ostentan Chipre, con 25,1 nacimientos múltiples por cada mil y la República Checa que cuenta con 21, y por último Dinamarca, con 20,9.

Así, más vale que nos apretemos el cinturón desde el minuto uno. Y como la mejor defensa es un buen ataque vamos a analizar cuáles son esos frentes por los que se nos cuela el gasto. Por supuesto, algunos son necesarios, pero otros no tanto, como veremos.

Gastos del embarazo

Lo cierto es que la factura empieza a crecer bien pronto con los antojos de la embarazada. En este sentido, se cifra en 200 euros el coste de satisfacer los deseos de la futura madre, aunque solo en el caso de que nos decantemos por productos gourmet. Así, si nos abastecemos de productos más básicos, podemos dejar la factura en 126 euros.

cuanto-cuesta-embarazo

También las clases preparto suponen un buen mordisco a nuestro presupuesto dado que nos pueden salir por 600 euros si optamos por unas privadas. Por supuesto, si nos ceñimos a las que nos proporciona la seguridad social, salimos del trance sin gastarnos un céntimo.

Además, no olvidamos la parafernalia del recién nacido, un rosario de gastos que lejos de amainar aumenta con el paso de los años: cuna, sillita para el coche, carro, ropa, bañera…

De hecho, si echamos el freno en este aspecto y nos limitamos a lo imprescindible únicamente nos gastaremos 1.800 euros. Si por el contrario asentimos a todos ellos, la broma ascenderá a 3.600 euros.

Y esto son solo unos cuantos ejemplos de cómo el dinero se nos va con el pretexto de la maternidad. Por lo tanto, si te estrenas con un par de hijos e incluso tres, vigila aún más pues la sangría puede resultar letal para tus ahorros, pero puedes llegar a buen puerto si no pierdes la cabeza ante la llegada de tu retoño.

deFinanzas.com

Newsletter