UP

-     Escrito por blanca

Reforma laboral 2012 paso a paso: Los contratos laborales

A modo de introducción, en esta pequeña guía que vamos a presentaros sobre la reforma laboral que entró en vigor en España en febrero de este año (Real Decreto Ley 3/2012). Recordaros que es la segunda a la que nos enfrentamos en menos de un año, ya que la anterior fue en el mes de junio de 2011, y cuando aún no habíamos digerido la primera llega esta para complicarnos un poco más el  tema. En esta serie de artículos trataremos de dejaros claros las principales novedades de la Reforma laboral 2012, para unos estupendas y para otros desastrosas, y los iremos actualizando a medida que se produzcan novedades.Comenzaremos con el tema de la contratación laboral, algo que a todos nos interesa dado que con la elevada tasa de paro que tenemos debemos estar bien informados en el supuesto de encontrar trabajo.

Contrato de trabajo indefinido de apoyo a los emprendedores

La primera que nos encontramos es la creación de un nuevo tipo de contrato indefinido para pymes que no superen una plantilla de cincuenta trabajadores. Las empresas que contraten trabajadores bajo esta nueva modalidad obtendrán importantes bonificaciones en el pago de las cuotas a la Seguridad Social y también importantes deducciones fiscales. Con este espíritu de apoyar a las pequeñas empresas a fomentar su productividad sin necesidad de cargar con costes demasiado elevados, el gobierno pretende estabilizar los puestos de trabajo y aliviar el desempleo. Las características básicas de este tipo de contrato son:

  • Trabajadores inscritos en la Oficina de Empleo.

  • Debe ser por tiempo indefinido y a jornada completa, y con un período de prueba un año (medida esta última muy polémica y de la cual trataremos en otro artículo)

  • El trabajador empleado de permanecer en la empresa al menos tres años, si no esta deberá reintegrar las cantidades percibidas o deducidas por parte de las administraciones públicas.

  • Debe mantenerse el empleo del trabajador contratado al menos 3 años desde la fecha del inicio de la relación laboral , en caso de incumplimiento de esta obligación se procederá al reintegro de los incentivos aplicados. Si el período no llega a los tres años por muerte, incapacidad, baja voluntaria o jubilación no será de aplicación el reintegro.

  • No podrán acogerse a él las empresas que a la entrada en vigor de este real decreto que hubieran procedido a despidos colectivos o por causas objetivas declaradas judicialmente como improcedentes.

  • Las deducciones fiscales se fija en 3.000,00 euros en el año de contratación por el primer trabajador contratado menor de 30 años. Si se contrata a un desempleado que esté cobrando la prestación la empresa se podrá deducir la mitad de lo que le quede al trabajador por cobrar en los siguientes doce meses, siempre que se cumplan unos determinados requisitos como el que el trabajador haya cobrado al menos tres meses la prestación. Otra opción, y de forma voluntaria y pactada con la empresa, el trabajador podrá seguir cobrando el 25% de la prestación y su salario de trabajo del cual le será restado lo que siga cobrando del SEPE.

  • Las bonificaciones de la Seguridad Social se aplicaran durante 3 años para trabajadores inscritos en el SEPE. Si se contrata a jóvenes de entre 16 y 30 años son para el primer año de 1.000,00 euros, el segundo año 1.100,00 euros y el tercer año 1.200,00 euros. Para las personas contratadas mayores de 45 años y consideradas paradas de larga duración ascienden a 1.300,00 euros  por año; en el caso de ser mujeres en empresas donde no estén lo suficientemente representadas las cantidad aumenta a 1.500,00 euros.

Contratos para la formación y el aprendizaje

Este tipo de contrato tiene como objetivo alcanzar la cualificación profesional de los trabajadores sin que por ello deban dejar de trabajar. La formación que reciba el trabajador deberá estar dentro de las que reconoce el sistema nacional de empleo, y realizada en algún centro oficial, o bien en la misma empresa si esta cuenta con personal cualificadas e instalaciones adecuadas. Sus características más importantes son:

  • Los contratados deben estar en una franja de edad de entre 16 y 24 años, y no contar con la cualificación necesaria para ejercer su trabajo. También se podrá aplicar a los menores de 30 años hasta que la tasa de paro baje al 15%. Esto no es aplicable ni a discapacitados ni a estudiantes que estén inmersos en proyectos de empleo.

  • El contrato deberá concertarse por un mínimo de 1 año y 3 de máximo, aunque por medio de convenio colectivo podrá cambiarse su duración. Tampoco este punto es de aplicación para estudiantes que estén inmersos en proyectos de empleo.

  • El tiempo de trabajo no podrá superar el 75% o el 85% del la jornada máxima de horas laborales que fije el convenio. Estos trabajadores no podrán realizar hora extras, salvo en algunos supuestos.

  • Una vez finalizado el contrato, el trabajador no puede ser de nuevo contratado con este tipo de contrato para ejercer las labores que constaban como de aprendizaje, pero si para otras distintas.

  • Los trabajadores con este tipo de contrato cobrarán un salario proporcional a lo que se fije en convenio en base al porcentaje de tiempo trabajado. Nunca podrá ser menos del SMI.

  • La empresa verá reducidas en un 100% la cuota empresarial de los trabajadores con este tipo de contrato, a la Seguridad Social por todos sus conceptos si tiene una plantilla de menos de 250 trabajadores, y del 75% si los superan. Si se producen prórrogas en los contratos también se aplicará lo anterior.

  • Si este tipo de contrato se convierten en indefinidos la empresa se verá bonificada durante un año en 1.500,00 euros por hombre y en 1.800,00 por mujer.

Otras novedades sobre la contratación laboral serían la prohibición de encadenar los contratos temporales más de dos años y que los trabajadores contratados a tiempo parcial podrán realizar horas extraordinarias. Os dejamos con un vídeo.

Imágenes | Negocios Iberblog

deFinanzas.com

Newsletter