Escrito por Tendenzias

Un cargo o un empleo no puede traspasarse a los hijos, un negocio sí.

Robert Kiyosaky explica en el cuadrante flujo del dinero de “empleado” una persona no puede dejar este cargo a sus hijos y familiares al momento de su muerte con lo que el imperio o la reputación que esta persona haya adquirido se ira perdiendo, por otra parte en el caso de un negocio propio, este si es traspasable pudiendo delegar las funciones a cualquier familiar y este obtendría los beneficios del trabajo de su antecesor.

En derecho comercial existe algo que se denomina el “derecho de llaves” que es el hecho de vender un negocio y cobrar un plus o algo extra a lo que vale el negocio en si en razón de que este puede tener una buena reputación y una cartera de clientes fijo lo cual lo hace muy diferente a un negocio recién iniciado que tiene que ganar reputación y clientela.

Un negocio puede mantener a una familia durante varias generaciones, mientras el empleo de una persona no pasa de una sola generación a menos que exista en “nepotismo“.

Aún así para generar éxito financiero todos recomiendan concentrarse en aquellos negocios o actividades que no requieran mucho de la presencia del dueño para funcionar o mejor aquellas que puedan manejarse a distancia como la venta de productos en Internet el cual una persona puede controlar casi todo desde cualquier parte del mundo con una computadora portátil.

Imagen: Google

deFinanzas.com

Newsletter