Escrito por Tendenzias

Aprender inglés en Inglaterra: un método eficaz de una vez por todas

Dominar idiomas es un requisito indispensable a la hora de buscar un trabajo y, por lo tanto, una inversión de futuro, una inversión segura.

En estos momentos de dificultades económicas y de complicaciones a la hora de encontrar un empleo, los Currículum Vitae son examinados con lupa, buscando las diferencias entre los que quieren sumarse a la empresa. El dominio de idiomas es un refugio importante para destacar entre los candidatos a un puesto laboral, por lo que estudiar idiomas es una clara inversión para nosotros mismos. La educación siempre ha sido una inversión, pero en el caso del estudio de idiomas, lo es más. Son muchos los métodos para aprender idiomas, pero la eficacia de todos ellos depende de nuestros objetivos y nuestro esfuerzo.
Para empezar a estudiar idiomas, lo más sencillo es realizarlo desde casa, con algún tipo de curso online o libros de aprendizaje. El problema de este método es que necesitamos mucha fuerza de voluntad para estudiarlo y además, los conocimientos (normalmente centrados en gramática) se consiguen muy despacio. Es una manera de hacerlo que no requiere mucha inversión monetaria, pero con la que los objetivos rara vez se alcanzan.
Otra de las opciones más utilizadas es la de estudiar en una academia de idiomas en nuestra ciudad. De esta manera, nos obligaremos a asistir a las clases y, además, pondremos en práctica lo adquirido al hablar con nuestros compañeros. Otra ventaja es que solucionaremos las dudas que puedan surgir, gracias a la intervención de los profesores. La inversión en este caso es algo más alta (pagar la escuela), pero los objetivos sí que se pueden alcanzar, en base a esfuerzo y trabajo constante. La parte negativa es que cuando se sale por la puerta de la academia, volvemos a hablar en nuestra lengua, por lo que no llegamos a “pensar” en un idioma extranjero.
La manera más efectiva para aprender un idioma de una vez por todas es la conocida inmersión lingüística, en la que el individuo que quiere dominar, por ejemplo, el inglés, decide pasar una temporada viviendo en Inglaterra o Estados Unidos. De esta forma estará obligado a “vivir en inglés”.

Esta técnica permite aprender rápidamente conocimientos y habilidades que difícilmente se conseguirían sin desplazarse a un país de habla extranjera. Vocabulario, gramática, frases hechas… todo ello se alcanza gracias a las horas lectivas, pero sobre todo a las conversaciones con los compañeros, a la lectura de un periódico o al hecho de salir a tomar un café y tener que charlar con el camarero. La inversión en este caso es más elevada, ya que no sólo hablamos de un dinero que hay que gastar en el viaje lingüístico, sino que hay que destinar una temporada para realizar el viaje. La consecución y desarrollo de esta técnica hace que el aprendizaje de idiomas sea efectivo y duradero. Son muchas las empresas que diseñan programas para que sus alumnos tengan más facilidades a la hora de estudiar más allá de las fronteras, de la misma manera que preparan planes para determinados grupos sociales, como lo puede ser un inglés específico para profesionales de una determinada rama. Una de ellas es ESL Colombia, que tiene presencia por todo el mundo (para más información entra en esta web), lo que hace que no sólo se pueda estudiar inglés, sino también otros idiomas como pueden ser alemán o japonés.
Es el momento de pensar en qué estamos dispuestos a hacer para encontrar un empleo y, en función a ello, invertir en educación, invertir en nosotros mismos.

DeFinanzas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos