Escrito por

Beneficios de invertir en la bolsa

La inversión bursátil es una de las estrategias más rentables para masificar el patrimonio de una persona.

Esta es una alternativa frente a otras inversiones tradicionales como la compra de un inmueble y puede catalogarse a grandes rasgos en dos tipos:

  • Aquellas que buscan un beneficio económico a corto plazo
  • Inversiones a largo plazo que fija el capital de ganancia para la posteridad.

Estas últimas son estadísticamente más rentables tanto en el mercado financiero, como para la toma de decisiones de los inversores. Para aquellos que deseen cambiar su modalidad de inversión, se reseñarán algunas ventajas de la inversión a largo plazo.

5 ventajas de invertir en la bolsa

Invertir en bolsa en una decisión que no puede ser tomada a la ligera. Detrás de cada movimiento bursátil debe estar una buena estrategia financiera que permita una inversión de cartera inteligente, una mayor seguridad frente al capital que se ha destinado y la comodidad de las personas sobre el patrimonio que puede obtener a largo plazo.

En este sentido, la cultura financiera debe el ser el centro de atención de todo inversor para asegurar la toma de decisiones oportunas. Cursos como los de Eurekers, por ejemplo, son referentes en la capacitación de individuos que desean profesionalizar sus movimientos bursátiles y hacer una correcta gestión de cartera.

Los beneficios de la inversión a largo plazo, si la persona ha realizado una buena estrategia previa, son los siguientes:

  1. Se reducen los riesgos financieros: todo aquel que ha apostado por las estrategias a corto plazo sabe que existen mayores riesgos de pérdida en el mercado. Las oscilaciones en un corto periodo de tiempo son más constantes que aquellas que se extienden por un mayor tiempo. Así, cuanto mayor tiempo esté el capital en el mercado, mayores posibilidades de obtener resultados positivos tendrá la persona. Como es natural, esto estará sujeto a variables de rentabilidad, estabilidad y pérdidas, razones por la cual una estrategia inteligente es el mayor aval de seguridad.
  2. Se dispone de mayor tiempo para la toma de decisiones: caso contrario a los movimientos a corto plazo, donde las decisiones deben tomarse sobre la marcha y no pueden ser la mejor táctica del momento. Al disponer de mayor tiempo, se pueden hacer análisis de mercado más cuidados y contextualizados. Así, se asegura que la toma de decisiones respecto a la inversión es la más adecuada y provechosa desde el punto de vista económico.
  3. No se realizan monitorizaciones constantes: ya que no se espera ver el resultado de la estrategia implementada en un par de semanas o meses, sino en un plazo más extenso. Es común que en los movimientos a corto plazo se estén realizando monitorizaciones diarias para evaluar el  comportamiento del mercado y así poder realizar la compra o venta del activo. Esta es una de las principales razones de la toma de decisiones erradas al actuar de forma compulsiva ante una caída gradual de los precios.
  4. Se reducen las comisiones: ya que son reducidos los movimientos que se realizan durante el tiempo de inversión, las comisiones que el usuario debe destinar son muy pocas o nulas en la mayoría de los caso. Esto se traduce parcialmente en un mayor ingreso final y una rentabilidad más segura. Esta es considerada por muchos como la principal ventaja de los movimientos a largo plazo. Los impuestos, en caso de obtener beneficios, también son menores.
  5. Es más rentable: de forma general, y considerando variables en cuanto al esfuerzo invertido, el capital que se puede obtener y el rango menor de pérdidas, este tipo de estrategias son más rentables para las personas. Algunas empresas otorgan dividendos o incentivos variados (como el descuento en la compra de un activo) para aquellos que han apostado por un proyecto a largo plazo.

Como es natural, siempre se debe tener en cuenta que las inversiones en la bolsa siempre van a estar rodeadas de un cierto porcentaje de riesgos. Esta es una característica intrínseca que debe ser considerada por todo aquel que desee destinar un capital mayor.

Sin embargo, existen varias estrategias que contribuyen a minimizar los riesgos y que giran en torno a la cultura financiera mencionada al principio. Informarse con propiedad, contar con el asesoramiento de un profesional, realizar cursos de capacitación y leer libros sobre el tema son solo algunos de los consejos para quienes deseen apostar por cualquiera de los dos tipos de estrategias.

Como complemento de lo anterior, también es importar rescatar que en la práctica los inversores podrán matizar todo lo aprendido con su cultura financiera. Solo en la praxis, las personas podrán corroborar cómo es el ecosistema bursátil y qué estrategias se ajustan más al presupuesto que disponen, a la situación actual y a las acciones que deseen adquirir.

Para ser un inversor exitoso es necesario conjugar la teoría con la práctica para poder obtener los beneficios que se esperan con el paso de los años.

¿Qué es lo que piensas?