Escrito por Tendenzias

Cuándo y cómo cerrar un negocio o empresa: Pasos a seguir

Tener un negocio supone un duro sacrificio y esfuerzo a todos los niveles que por desgracia, no siempre somos capaces de superar. Si estás pensando en cerrar tu negocio o empresa, puede que primero sopeses si realmente es viable, o factible y de ser así, que pasos has de dar. A continuación os hablamos de Cuándo y cómo cerrar un negocio o empresa: Pasos a seguir.

Cuándo y cerrar un negocio o empresa

Todo aquel que haya tenido un negocio o empresa en alguna ocasión sabrá de lo mucho que cuesta sacar su actividad adelante, y no solo al comienzo, sino que a veces es más complicado mantenerse, teniendo en cuenta la competencia en algunos sectores, que es difícil lograr clientes que sean fíeles y proveedores que mantengan los precios. De todos modos, los negocios se siguen abriendo y aunque muchas veces se tiene éxito y se consigue sacar adelante, por todo lo mencionado es posible que se acabe cerrando.

Cuándo cerrar un negocio es una cuestión más personal que otra cosa. Puedes hacerlo cuando ves que las ventas, por ejemplo, han descendido, o puedes aguantar y por el bien de los que trabajan en la empresa, decides no cerrar hasta que no queda más remedio, pero ¿existe algún otro indicativo que nos permita saber cuándo es mejor cerrar un negocio? Pues sí, y son estos.

Las pérdidas

Si tienes pérdidas en tu negocio es evidente que algo no funciona, pero puede que remontes y no tengas que cerrar, aunque si llevas más de tres meses de pérdidas e incluso has aguantado seis meses cerrando el mes en negativo es hora de comenzar a pensar en cerrar.

La motivación

Por otro lado, si ya no te motiva lo que haces como empresario o emprendedor es que algo falla. Y eso se puede producir debido precisamente a esas perdidas de dinero o una bajada en las ventas.

Cuando algo no nos motiva, no vamos a conseguir poner todo nuestro empeño y esfuerzo. Es más parece que comienza una cuesta abajo que culminará con el cierre de la empresa. De modo que debes evaluar cuál es tu actitud, si te levantas motivado o por el contrario estás desmotivado y si es así, debes comenzar a moverte para cerrar el negocio antes de que acabes con una depresión.

La motivación o desmotivación no solo se produce por parte del empresario. Cuando un negocio no funciona, los trabajadores también se ven afectados y por ello debes saber cómo motivarlos para salir adelante antes de que comiences a considerara cerrar tu negocio.

Los trabajadores

Es una evidencia que si tu empresa o negocios tienes empleados, es otro factor a tener en cuenta para que sepas cuando cerrar el negocio. Puedes como ya he dicho antes, aguantar hasta el último momento, pero siempre debes ser honesto.

Por ello, en cuanto salten las alarmas de que la empresa o negocio va mal, debes ser sincero y comunicarlo a los trabajadores. Que sean ellos los que decidan en función de la situación y aunque seguramente alguno habrá que decida abandonar el barco antes de que se hunda, otros te sorprenderán con su apoyo y cumplirán con sus funciones hasta el final.

Cierre empresa

Los clientes

Tener clientes y su fidelización es la clave para muchas empresas y negocios de modo que debes ver como se comportan. Si te hacen siempre los mismos pedidos, de los mismos productos o la tendencia va cambiando. Debes adaptarte a ello, porque de no hacerlo, te quedarás cada vez con menos clientes y sabrás que ha llegado el momento del cierre.

El número de clientes debe crecer progresivamente de modo que si te das cuenta que en lugar de tener más cada año, comienzas a perder clientes y no logras frenar la situación por mucho que pongas remedio, quizás ha llegado la hora de comenzar a pensar en cerrar tu negocio o empresa.

Valorado cuándo debes cerrar un negocio, tenemos que hablaros del cómo y aunque echar el cierre a cualquier negocio no es demasiado complicado, sí que debes tener claro qué pasos se deben dar.

Cómo cerrar un negocio o empresa: Pasos a seguir

Una vez has decidido cerrar el negocio ya no hay vuelta atrás y sobre todo no debes agobiarte porque no pasa nada. No debes sentir que has fracasado, y si no fíjate en grandes nombres de emprendedores (como Steve Jobs) que pasaron por lo mismo que tú estás pasando. Debes centrarte ahora en el cierre para poder comenzar con otras ideas o trabajos en el futuro.

Podemos decir que para cerrar un negocio o empresa habrán tres pasos que serán los necesarios e imprescindibles.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Disolución de la empresa

Si tienes una Sociedad, no importa si es civil, privada, anónima o limitada, debes dar por finalizada dicha sociedad y para ello, los socios tendrán que asumir cuál será el coste de la disolución.

Si en cambio eres un trabajador autónomo, la decisión es propia y no implica a nadie más.

Liquidación

Cuando se trata de una sociedad, tienes que tener al día todos los pagos, y practicar las liquidaciones pertinentes. De este modo, y para no tener problemas en el futuro deberás cumplir con todos los pagos que tengas pendientes a proveedores, además de cobrar todo lo que te deban los clientes, en el caso de que alguien te deba dinero y como no, deberás poner a la venta el local o negocio.

Si eres autónomo, pues lo mismo, aunque en tu caso puede que debas el IRPF de algún mes, o tengas IVA atrasados, o el cobro de alguna factura por parte de algún cliente.

Cerrar empresa

Extinción

Cuando eres autónomo es un paso sencillo a seguir ya que solo tienes que ir a la Seguridad Social y darte de baja del régimen general de los Trabajadores Autónomos así como en el IAE de la Agencia Tributaria.

En el caso de las empresas tendremos que proceder con la cancelación del registro de la sociedad en el Registro Público o de Comercio (si se trata de una sociedad mercantil) o en el Registro Público de la Propiedad (si es una sociedad civil).

Una vez realizamos la extinción, los efectos son:

  • Finalización definitiva de las actividad de la empresa
  • No se pueden hacer o recibir facturas por la prestación de servicios.
  • Tampoco se pueden hacer  más anotaciones contables en los libros registro. Si tienes que llevar la contabilidad conforme al Código de Comercio, tendrás que hacer primero un cese de actividad y cerrar entonces la contabilidad
  • También finalizan las obligaciones de legalización y depósito de cuentas anuales.
  • Ya no es necesario presentar más declaraciones fiscales periódicas relacionadas con la actividad, pero sis se deben presentar las  que tengan relación con el periodo del ejercicio en las que se realizó actividad (por ejemplo los resúmenes anuales, declaraciones informativas y declarar el rendimiento de la actividad en la declaración del IRPF de ese año).

Para hacer una extinción de la empresa debes realizar estos trámites:

  • Además de lo mencionado de presentar la baja en el régimen de autónomos, tienes que realizar una confección del acta notarial de cese de actividad realizada en una notaria a instancia del empresario.
  • Debes realizar además la liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD) en las Consejerías de Hacienda de las Comunidades Autónomas donde se encuentre domiciliada la empresa.
  • Será necesario rellenar la solicitud de inscripción del cese de la actividad y cancelación de asientos registrales en el Registro Mercantil Provincial (dirección de Registros Mercantiles). En el caso del Empresario de Responsabilidad Limitada, el RMP comunicará la cancelación al Registro de la Propiedad.
  • Hacer también una comunicación de la extinción, en otros organismos oficiales y/o registros sectoriales estatales, autonómicos y municipales.

Concurso de acreedores

Cuando se produce el cierre de una empresa que está teniendo pérdidas y que ha contraído deudas con sus socios, proveedores o clientes, se estipula el hacer un concurso de acreedores que el procedimiento legal que se origina cuando la  persona física o jurídica que está al cargo de la empresa, se declara en  situación de insolvencia de modo que al no poder hacer frente a la totalidad de los pagos que adeuda, incluyendo quiebra y suspensiones de pagos, mediante vía judicial se proclama un embargo de bienes o una resolución de la que deben ser informada todos los acreedores.

El empresario declarado insolvente puede pagar el pago de las deudas de alguna manera en convenio con el poder judicial de modo que se evite el concurso de acreedores, pero por norma general una vez se sentencia, se suelen tener unos 15 días para pararlo.

Con todo lo que os hemos explicado, ya podrás cerrar del todo tu negocio y sobre todo es importante que antes de hacer lo mencionado, también avises a proveedores o clientes para que tengan el margen, si se da el caso, de reclamar lo que les debes y de que te paguen lo que te deben respectivamente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Artículo de interés:

Si tienes una empresa o negocio o estás pensando en montarla, tenemos este otro post que sin duda, será de tu interés:

DeFinanzas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos