Escrito por Tendenzias

Concepto de liderazgo

En cualquier empresa, negocio, trabajo grupal, en tu propio hogar o, incluso, en el día a día, el liderazgo es una habilidad significativa que puede hacer que logres tus metas y objetivos en un periquete. En este artículo hablaremos sobre qué es el liderazgo y cómo puedes mejorarlo, así como también cuáles son los mejores los mejores tipos de líder que puedes aspirar a ser en tu grupo de trabajo. Da igual si no tienes un puesto de responsabilidad o si solo eres parte del equipo, te darás cuenta que ser un buen líder es igualmente una capacidad muy importante y útil. Y esperamos que, leyendo estas líneas, logres serlo.

concepto-de-liderazgo-persona-hablando-en-publico

Qué es el liderazgo

El liderazgo se define como la capacidad que tiene una persona para influir y animar a otras personas en pos de realizar determinadas metas, con entusiasmo y por su propia voluntad.

Cuando hablamos de una empresa, el liderazgo se aplica a personas que pertenecen a un determinado nivel jerárquico hacia otras de un nivel jerárquico inferior. Sería el caso del propietario de un negocio hacia sus empleados, o del jefe de un departamento hacia sus trabajadores. Aun y así, el liderazgo también puede encontrarse entre personas que pertenecen a un mismo nivel jerárquico. Un ejemplo sería el liderazgo que ofrece un trabajador optimista y eficiente hacia sus compañeros de plantilla.

que-es-el-liderazgo-banco-de-peces

Cómo adquirir liderazgo

Es normal creer que el liderazgo es algo que solo poseen unos pocos. La realidad, pero, es todo lo contrario. Todos tenemos la capacidad de ejercer influencia necesaria sobre un grupo de personas para conducirlas al éxito. Lo que pasa es que cada uno ha trabajado más o menos esa habilidad, o ha desarrollado un estilo más o menos “visible”.

También es cierto que algunos individuos poseen mayor capacidad de liderazgo innata, mientras que otros no. Y es también usual en muchas personas el no buscar ser líderes. Si tú eres de los que quieres serlo, o simplemente debes, puedes probar a mejorar tus habilidades siguiendo los estos consejos:

  • Si deseas convertirte en un buen líder, lo más importante es conocerse a uno mismo. Debes saber cómo eres, tus talentos y tus defectos, tus habilidades y tus debilidades. Esto te permitirá descubrir en qué aspectos deberías trabajar y qué habilidades necesitarías adquirir o mejorar para convertirte en ese líder que aspiras a ser.
  • Actitud positiva. Mostrarse optimista es algo básico para superar los retos que se te pongan por delante. Si a esto le sumas entusiasmo y pasión por lo que hagas, conseguirás tanto sentirte bien como contagiar a las personas que te rodean. Y así se creará un espíritu compartido de positividad por vuestros objetivos.
  • Habilidad comunicativa. Sin duda es una de las cualidades de más importancia para cualquier buen líder. La comunicación es un elemento crucial para lograr hacer realidad todos tus objetivos. Y, no lo olvides, comunicación implica tanto saber hablar como saber escuchar.
  • Capacidad resolutiva. La habilidad para tomar decisiones, la capacidad para negociar, la destreza resolviendo conflictos y el talento para encontrar opciones originales son cualidades que los miembros de tu equipo esperarán de ti. Poseer y potenciar estos rasgos hará que resaltes como líder.
  • Confianza en tu grupo. Confiar en tu equipo hará tanto que los miembros del grupo se sientan valorados y que se involucren en las actividades que se les asignen. La confianza implica escuchar las observaciones y valorarlas, y animar la participación de tu equipo. Ofreciendo libertad para aportar ideas y tomar decisiones, las personas se implicarán más y serán más responsable. Además, estarás creando un ambiente positivo y eficiente, con buenas relaciones de grupo.
  • Formación. Continuar formándote a lo largo de tu trayectoria es algo muy importante para que tu capacidad de liderazgo no haga más que mejorar.

Convertirte en un gran líder es algo que está al alcance de tus manos. Solamente debes poner empeño en ello y mucho esfuerzo.

como-adquirir-liderazgo-personas-resolviendo-un-puzzle

Estilos de liderazgo

A rasgos generales podría decirse que existen tres estilos de liderazgo. A continuación. te presentamos un breve resumen de cada uno de ellos y sus actitudes.

  • Liderazgo autoritario. Se describe como una actitud dominante por parte del líder, que toma decisiones sin buscar la participación de su equipo y sin la necesidad de justificarlas. Un líder autoritario se caracteriza por ser restrictivo, pedir obediencia y supervisar continuamente a su grupo.
  • Liderazgo democrático. Aquí el líder busca ser un miembro más del grupo. Las decisiones las suele tomar el equipo, aunque bajo la guía y con consentimiento del líder. El líder democrático se presenta como alguien que escucha a los miembros del grupo, es agradable y accesible, ayuda a sus subordinados en sus problemas, se interesa por los demás, incentiva la participación y es tolerante.
  • Liderazgo liberal. En este estilo, la idea es que el líder se implique lo menos posible. La idea es otorgar total libertad a los trabajadores en las decisiones, ya sean de grupo o individuales. La participación del líder en las decisiones es reducida y, por ejemplo, puede ofrecer algunas directrices de lo que hay que hacer y aclarar que dará más información solamente si se la piden.

Qué estilo de liderazgo es el mejor

En teoría, optar por un liderazgo democrático puede parecer la mejor idea. No obstante, en la práctica resulta no ser del todo adecuado. Y es que, por lo general, suele ser necesario poner en práctica los tres estilos de liderazgo dependiendo de la situación que tengamos presente, las personas a liderar y las tareas que se deban realizar. Al final, no hay un tipo de liderazgo mejor.

En ocasiones, será necesario mostrarse autoritario y vigilar que se cumplen las órdenes. En otras, será mejor animar la participación y consultar a los trabajadores antes de tomar decisiones. Mientras que, en otras, habrá que dejar que sean ellos quienes decidan.

Puede ser adecuado adoptar un liderazgo autoritario cuando las tareas son rutinarias y repetitivas, cuando los trabajadores sean indisciplinados o no estén realizando bien su trabajo, o cuando un trabajador cometa faltas de forma continuada. Podremos ir más hacia un liderazgo democrático cuando el equipo esté realizando bien sus tareas y la empresa o negocio esté haciendo un balance positivo. Y la mejor ocasión para adoptar un liderazgo liberal es cuando los trabajadores se muestren especialmente eficientes y responsables.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://conceptodefinicion.de/liderazgo/
  • http://www.gastrocoaching.es/tipos-de-liderazgo-ventajas-e-inconvenientes/
  • http://planemprendedor.es/liderazgo-conoce-5-caracteristicas/

DeFinanzas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos