Escrito por

El 25 de Septiembre rodearán el Congreso hasta que dimita el gobierno en pleno

El 25 de Septiembre rodearán el Congreso hasta que dimita el gobierno en pleno, así lo ha informado la plataforma ‘Ocupa el Congreso’, donde han explicado que será un acto pacífico y democrático.

Para ellos esta puede ser la próxima y definitiva movilización ciudadana, como explican en muchas noticias de las que se ha hecho eco muchos medios de comunicación. A partir de este día esperan que se inicie el proceso de cambio en el que se deje atrás el régimen vigente y se sienten las bases para lo que siempre han reclamado: verdadera democracia.

MANIFIESTO

Nosotras, personas comunes hartas de sufrir las consecuencias de vivir en un sistema condicionado y coaccionado por los mercados, que es a todas luces insostenible, y nos ha llevado a ser víctimas de una estafa a gran escala a la que han llamado crisis, nos unimos para redactar este manifiesto e invitamos a toda la ciudadanía a unirse a las reivindicaciones que reclamamos en él.

Consideramos que la situación ha traspasado todos los límites tolerables y que somos víctimas de un ataque sin precedentes por parte del poder económico, que utilizando la crisis como pretexto, está arruinando nuestras vidas, y cuyos culpables son quienes se han configurado como una oligarquía intocable, con la complicidad de todas las fuerzas políticas representadas en el parlamento, manipulando todos los poderes del Estado para mantener sus privilegios y enriquecimiento desmedido e ilícito.

Ya no hay manera de ocultar que vivimos un gigantesco fraude social, con gobiernos que sistemáticamente nos traicionan haciendo exactamente lo contrario a sus compromisos electorales, y que no hay justicia alguna en los tribunales para los banqueros, políticos y empresarios culpables de la situación. Solo vemos como esta estructura de poder viciada e inmoral implanta políticas que acaba con nuestros derechos y destruye nuestras vidas, y como somos víctimas de una represión injustificable cuando demandamos un cambio en la situación.

Creemos que el problema es de tal envergadura y sus raíces tan profundas que su solución no pasa por efectuar reformas basadas en los mecanismos del sistema político actual, en consecuencia exigimos:

La dimisión del gobierno en pleno, así como la disolución de las Cortes y de la Jefatura del Estado, por traicionar al país y al conjunto de la ciudadanía de forma premeditada, llevándonos al desastre.

– La apertura de un proceso constituyente transparente y democrático, a fin de redactar una nueva Constitución, con la participación de toda la ciudadanía, de manera que le sea propia, pues no reconocemos carácter democrático alguno al actual texto constitucional, redactado por una camarilla a espaldas del pueblo, y que consagró la dominación de los herederos del franquismo y quienes pactaron con ellos. Ha de ser el pueblo quién determine el modelo de organización social en el que quiere vivir, y no al contrario.

La auditoría de la deuda pública de España, con moratoria del pago de la deuda hasta haber delimitado claramente las partidas que no han de ser pagadas por la nación, pues han servido a intereses privados que utilizaron al país para sus propios fines y no los del conjunto de la ciudadanìa española. Igualmente, exigimos el procesamiento de todas aquellas personas que se demuestren sospechosos de tales maniobras, y que respondan con sus bienes en caso de resultar condenados.

– La reforma de la ley electoral con el diseño de un nuevo proceso electoral, a fin de que represente verdaderamente la voluntad del pueblo ante cualquier elección que sea necesaria para facilitar el desarrollo de un proceso constituyente democrático.

– La derogación inmediata de los recortes y de todas las reformas en contra del estado de bienestar tomadas con la excusa de la crisis, y que suponen restricciones de derechos y libertades de la ciudadanía, pues no sólo son un desastre para el país, sino que han sido impuestos traicionando la voluntad del pueblo.

– Una profunda reforma fiscal, que haga pagar más a quienes más beneficio obtienen de la sociedad. Igualmente, exigimos la derogación de la amnistía fiscal decretada por el gobierno, cuya injusticia es una verdadera burla a los contribuyentes honrados.

– La supresión de todos los privilegios de quienes ostenten cargos políticos o públicos, y la implantación de mecanismos eficaces de control en el desempeño de sus funciones.

– La paralización inmediata de todos los desahucios, y la puesta a disposición de la población a precio de alquiler social de las viviendas en propiedad de los bancos y cajas que hayan sido ayudados con fondos públicos.

– La creación de nuevos empleos, cuya primera premisa sea la sostenibilidad, y cuyo fin sea el desarrollo de la humanidad, así como la gestión coherente de los empleos disponibles de tal modo que toda la población pueda trabajar para vivir pero no se vea obligada a vivir para trabajar. Es un enorme engaño que haya que trabajar cada vez más, falacia sustentada en la avaricia de los grandes intereses y contraria a los intereses de la gente común.

Así expresan lo que desean, el 25 de Septiembre estaremos allí para informar sobre cuánta gente acude, y cómo se va sucediendo lo que parece una revolución ciudadana definitiva.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos