Escrito por Tendenzias

Empresario individual ¿Qué es? Concepto y características principales

Si eres emprendedor, quizás uno de los modelos que te interesa cumplir ser el de empresario individual que no deja de ser un empresario al uso, aunque con algunas excepciones y condiciones que ahora os explicamos. A continuación, os damos todos los detalles sobre ser Empresario individual ¿Qué es? Concepto y características principales.

Empresario individual

Empresario individual ¿Qué es?

Empresario individual que es

El concepto de empresario individual suele estar muy relacionado con el de emprendedor así como el de autónomo. Para definir qué es exactamente, podemos decir que se trata de una persona física que de manera habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, realiza una actividad económica o profesional a título lucrativo, ya sea dando ocupación o o no a trabajadores por cuenta ajena.

De este modo sería realmente una figura bastante parecida  la de un autónomo aunque lo cierto es que no deja de ser un elemento que corresponde a la manera más clásicas de comenzar una empresa.

Diferencias entre un empresario individual y un autónomo

Cuando tenemos en mente montar o comenzar una empresa, lo normal es darse de alta como autónomo, aunque tenemos también esa figura del empresario individual.

Para ello, tendremos que ir a la delegación correspondiente de la Agencia Tributaria y darnos de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) de modo que ya puedo ejercer mi actividad económica como empresario individual mientras que el autónomo deberá darse de alta en el IAE de Hacienda pero además, tendrá que darse de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social.

Empresario individual | Concepto

Empresario individual concepto

Se dice que la de Empresario Individual es una figura frecuente cuando se crea una empresa y no deja de ser un modelo de autoempleo dado que, quien es propietario de la empresa es a su vez el trabajador de la misma, al margen de la actividad que desarrolle y del tipo de trabajo que realice.

Es entonces una figura que muchos relacionan con los emprendedores y de hecho es el modelo que cuando se crea una empresa, escogen los comercios al por menor, como por ejemplo tiendas de ropa, las de artículos de regalo, o un quiosco de prensa. Es una figura empresarial que también sueñen elegir las personas que se dedican a trabajos como el de fontanero, electricista, decorador o pintor.

Empresario individual | Características principales

Empresario individual caracteristicas

Una vez os hemos explicado qué es un empresario individual y cuál es su concepto, quizás estés pensando en darte de alta como tal pero antes debes conocer algunas de las características principales de esta figura.

De este modo, lo más importante de todo es que para ser Empresario Individual será imprescindible ser mayor de edad, y como no, ser propietario de derecho pleno de la empresa que vayas a montar, además de gozar de la libre disposición de los bienes propios.

Ser empresario individual si eres menor de edad

De todos modos, a pesar de lo mencionado, puedes ser Empresario individual si eres menor de edad emancipado, aunque teniendo presentes los límites establecidos en el artículo 323 del código civil, en el que se señala que el emancipado no podrá, hasta que no alcance la mayoría de edad, tomar dinero a préstamo, (al margen de gravar o enajenar bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin consentimiento de sus padres y, en su caso, de su curador).

Además también pueden ser empresarios individuales los menores de edad así como los incapacitados, que ejercerán dicha actividad a través de sus representantes legales.

Cómo ejerce el empresario individual

Si te haces empresario individual deberás ejercer por cuenta propia, sin contrato de trabajo alguno, al margen de terceros y como no, de manera habitual. Deberás llevar a cabo una actividad comercial, industrial o profesional de carácter lucrativo.

Lo habitual además, es que el empresario individual sea titular de un establecimiento abierto al público y que a su vez, sea propietario, arrendatario, usufructuario o cualquiera otro concepto análogo de dicho establecimiento. En este punto hemos de incluir también al cónyuge y a los parientes hasta el segundo grado que trabajen con él, a no ser que acredite su condición de trabajadores por cuenta ajena o asalariados.

El capital de un empresario individual

Cuando nos constituímos como empresarios individuales, no tenemos que establecer un mínimo de capital o de hecho no se exige legalmente como ocurre en el caso de las sociedades.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Por otro lado, los empresarios individuales tan solo tendrán que llevar a cabo los trámites necesarios para ejercer la actividad, pero no se les exige realizar trámites destinados a la constituición o adquisición de la personalidad jurídica, de modo que se simplifica bastante el inicio de actividad de la empresa.

Responsabilidad de un empresario individual

Por otro lado, los empresarios individuales tienen responsabilidades y una de ellas es la deudas a terceros ya que debe responder a aquellas deudas que se hayan contraído con todos sus bienes, presentes y futuros; dado que no se produce división alguna entre el patrimonio empresarial y el personal. De este modo, cuando por culpa de su actividad empresarial adquiera deudas, el empresario puede ser embargado de sus bienes personales e incluso los bienes comunes que comparta con su cónyuge.

De este modo podemos decir sobre la constitución y obligaciones formales como empresario individual que contrasta bastante con el elevado riesgo patrimonial que genera el ejercicio de una actividad económica bajo esta figura empresarial. Por ello, esta forma de empresa suele ser el modo de ejercer generalmente, y tal y como ya hemos mencionado, de pequeños negocios o actividades profesionales por emprendedores los cuáles destinan escasos recursos a la puesta en marcha de su actividad; porque cuando se realizan inversiones mayores resulta más aconsejable una forma societaria.

Por otro lado, la inscripción en el Registro mercantil no es obligatoria, es potestativa y no es necesario tampoco otorgar escritura de constitución para ejercer la actividad empresarial.

Artículo de interés:

Si estás pensando en montar tu empresa, tenemos este otro post que sin duda será de tu interés:

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

DeFinanzas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos