Escrito por

Estoy en el paro ¿ahora qué?

Está claro que en España estamos viviendo una situación económica muy tensa y que no hay previsiones de que la misma mejore pronto. De hecho los especialistas no preveen que la situación mejore a grandes rasgos hasta el 2013 y eso es solo a grandes rasgos. En materia de reducción de desempleo quizás no veamos mejoras hasta el 2015. Actualmente España está sumergida en un 20,5% de desempleo de su población activa y cada día es más la gente que se encuentra sin trabajo y sin saber qué harán. Pero no todo es malo y gris en el mundo. Pese a que uno quede desempleado eso no es necesariamente algo malo, de hecho la experiencia de ser un desempleado puede ser una experiencia muy positiva si la manejamos correctamente.

Lo primero es no deprimirse. Está claro que esto resulta prácticamente imposible en la mayoría de los casos pero hay que tomar las cosas con un poco de perspectiva. Al principio uno tiene derecho a estar deprimido pero tras esa fase inicial de depresión es importante aclarase la cabeza y comenzar a pensar en el próximo paso. Después de todo, el desempleo puede ser una oportunidad ideal para expandir nuestros horizontes y embarcarnos en una nueva aventura. En el desempleo estará nuestra fortaleza.

Lo primero a tomar en cuenta es que no estás desamparado, cuentas con el paro. España tiene uno de los mejores sistemas del mundo en cuanto al paro. Hay muchos países como estados unidos en donde lo que recibes es una indemnización y poco más. En España tenemos derecho al paro. Este dinero nos será de gran utilidad para poder tomarnos las cosas con calma.

El quedar desempleado es una maravillosa oportunidad para comenzar a pensar en lo que uno realmente aspira a hacer en la vida. Una fantástica oportunidad para plantearse un futuro. No todo pasa por trabajar para alguien más, en España existen millones de autónomos que se crearon las oportunidades para ellos mismos. Uno suele cerrarse a la idea de que necesita ser contratado por una empresa puntual pero muchas veces la gente crea sus propios trabajos sin restringirse a una sola empresa. Este es el caso de la gente que abre su propio local con un préstamo u con la indemnización misma.

Por otro lado puedes aprovechar el desempleo para formarte profesionalmente. Podrías aprovechar para estudiar lo que no pudiste durante tus años de trabajo. No te apresures a repartir Curriculum Vitae por todos los sitios, tienes un tiempo que te tocará muy pocas veces en la vida, un período pago para reflexionar y decidirte sobre tu futuro, en esencia: tomar las riendas de tu vida.

El desempleo es una oportunidad para plantearte que es lo que has hecho mal, en que te has equivocado y desde luego corregirlo. Si te lanzaste directamente al mercado laboral sin estudiar nada esta es tu oportunidad para formarte. Actualmente en España hay muchas ofertas educativas. Para aquellos mayores de 25 que solo terminaron la ESO pueden pasar a estudiar para la selectividad de mayores de 25 e ingresar a la universidad para formarse en lo que deseen sin límites.

Lo más importante en estos casos es no desanimarse. Todos hemos pasado por un despido en un punto u otro de nuestra vida pero hemos de recordar que tampoco se trata de una cosa personal, no es un rechazo ni una puerta cerrada sino un millón de puertas que acaban de abrirse.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?