Escrito por

Factoring con Recurso y sin Recurso 2015

Ya hemos hablado en un anterior post de como el factoring es un servicio financiero cada día más demandado por las empresas, de modo que estas puedan delegar todo lo que tenga que ver con la gestión de sus facturas y cobros. A continuación os ampliamos esta información hablando de Factoring con recurso y sin recurso 2015.

factoring-con-recurso-y-sin-recurso-2014

Factoring: ¿en qué consiste?

factoring-con-recurso-y-sin-recurso-2014-que-es

Tal  y como hemos mencionado en el comienzo de la entrada, el factoring es un servicio al que recurren las empresas para ceder a una entidad financiera o una empresa especializada sus derechos de cobro, sus facturas y todo lo relacionado con la gestión de éstas.

A cambio la empresa puede solicitar el cobro por adelantado de estas facturas al mismo tiempo que incurre en un ahorro de costes fruto de que no tiene que tener un departamento de personal que se encargue de esta labor.

Factoring con Recurso y sin Recurso 2015

factoring

Pero dentro del Factoring existen dos modalidades a las que se puede acoger las empresas que recurren a este servicio financiero en función del riesgo comercial de estas operaciones o servicios y son el denominado Factoring con recurso y el Factoring sin recurso.

Factoring con Recurso

  • En esta modalidad, la empresa de factoring que se encarga de la gestión y cobro de las facturas de su cliente, no responderá en caso de impago de los derechos de cobro de éste, es decir, no asume el riesgo de la transacción comercial.
  • Podemos decir que en el factoring con recurso,  no se asume el riesgo de insolvencia de los deudores pudiendo retroceder al cliente el importe de los créditos impagados.

Factoring sin Recurso

  • Es lo opuesto al Factoring con recurso y en él, la empresa que contrata el servicio de factoring no tendrá ninguna responsabilidad acerca de la posible insolvencia de su deudor, y por tanto es la empresa de factoring la que asume todo el riesgo de la operación efectuada entre cliente y proveedor, y aunque haya efectuado el anticipo de las facturas a su cliente, no podrá requerir el dinero anticipado.
  • En esta modalidad, se asume el riesgo de insolvencia del deudor de los créditos hasta el límite de cobertura consignado en el contrato.

Ventajas del factoring con o sin recurso

factoring 2015 El factoring se está consolidando como una de las herramientas más utilizadas y sostenibles del sector empresarial, ya que permite clasificar y legislar los ingresos u operaciones de las compañías, ayudándolas además a obtener liquidez rápidamente.

Ventajas del factoring con recurso: Entre los muchos privilegios que otorga esta modalidad, destaca su validez para todo tipo de formas de pago y sectores de actividad pactadas entre el banco y sus clientes, como transferencias, recibos, gastos de gestión u otros efectos de comercio. Además, a esto se une que el factoring con recurso es compatible con otros servicios complementarios a cargo de la entidad contratada: administración, gestiones, contabilidad, seguro, etc).

Factoring pymes y autonomos 2015 Ventajas del factoring sin recurso: Además de conseguir anticipadamente el pago de sus facturas, el servicio sin recurso consigue ceder el riesgo por impago y las posibles sanciones o multas que ello conlleva. De esta manera, la empresa o autónomo puede despreocuparse de las posibles eventualidades que puedan producirse, aunque esto suponga un precio mayor que las operaciones con recurso. Además, el factoring sin recurso consigue reducir la información obtenida de la contabilidad, eliminando del activo la cuenta de clientes y su financiación encadenada.

¿Qué tipos de Pymes y autónomos pueden hacer factoring en 2015?

Antes de nada, debemos tener en cuenta que el factoring se centra en aquellos créditos comerciales que reúnen los siguientes requisitos:

  • Que las operaciones realizadas sean del giro habitual del cliente.
  • Que las ventas se realicen a empresas.
  • Que los productos no sean perecederos.
  • Que los créditos estén documentados en facturas conformadas.
  • Que las facturas lleguen debidamente cumplimentadas y conformadas por el servicio prestado.
  • Que los créditos no hayan vencido la fecha de validación,
  • Que las condiciones de pago no sean a largo plazo.

ventajas factoring La búsqueda de fuentes administrativas y asesoramiento legal requiere analizar las ventajas más elementales del factoring, separándolas de los objetivos de negocio. Así, pueden hacer factoring

  • Aquellas empresas que facturen tanto al sector público como al privado.
  • Compañías que no dispongan de una franja de cobro determinada.
  • Empresas que han incrementado notablemente sus beneficios y requieran menos plazos de cobro.
  • Empresas que desean mejorar el ratio de solvencia, mejorando así el compromiso existente entre las inversiones realizadas y el patrimonio de la misma.
  • Sociedades interventoras o dedicadas a un mismo cliente que tengan limitaciones por concentración de riesgos.
  • Sociedades que precisan urgencia cobrar las facturas con anterioridad a su fecha de vencimiento.

Video sobre el Factoring:

loadInifniteAdd(44636);