Escrito por Tendenzias

Impuesto de circulación

Si estás en posesión de un automóvil o motocicleta estarás obligado a pagar anualmente, por mucho que ello te moleste, el denominado impuesto de circulación o impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM) al ayuntamiento que te toque. En las siguientes líneas descubrirás más sobre este pequeño impuesto local.

impuesto-de-circulacion-juguete-calculadora

Qué es el impuesto de circulación

Se trata de un impuesto circunscrito al ámbito del municipio en el que tengas registrado el coche o moto y su pago es absolutamente obligatorio, para el titular del vehículo, una vez al año. Se halla regulado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, del 5 de marzo.

Este impuesto es administrado por los ayuntamientos y son éstos los que determinan su cuantía. De esto deducimos que un ciudadano de Barcelona no pagará el mismo impuesto de circulación que uno de Madrid. También, la cuantía del impuesto se halla directamente ligada a la potencia del automóvil o a la cilindrada de la motocicleta.

No obstante existen algunos vehículos que por ley están exentos de su pago, como son:

  • Vehículos de atención sanitaria o policial
  • Vehículos de diplomáticos, cónsules y embajadores
  • Vehículos pertenecientes a organismos internacionales con representación en España, incluidos también los de sus funcionarios si éstos tienen estatus de diplomático
  • Vehículos adaptados a personas con movilidad reducida o minusválidas
  • Vehículos de transporte público que posean más de 9 plazas, conductor incluido
  • Vehículos y maquinaria agrícola que cuenten con la Cartilla de inspección agraria

Cómo pagar el impuesto de circulación

Existen diversas formas de pagar el impuesto de circulación en el ayuntamiento que nos toque. Se han diseñado de tal forma que resulte muy sencillo hacerlo y elimine cualquier impedimento que pueda surgir.

Cómo pagar el impuesto de circulación: vía internet

En principio, incluso los municipios más pequeños han de contar con esta opción ya que, en esos casos, el trámite se realiza a través de la diputación en la que se encuentre. Por lo general encontrarás la opción buscando en Google “impuesto de circulación+nombre de tu municipio”, lo cual te dirigirá a la página del organismo que se encarga de ello.

Se acepta como válido el pago del impuesto hasta veinte horas antes de que expire el plazo voluntario y se nos ofrecerán diversos métodos de pago, a saber: mediante tarjeta de crédito o débito; mediante la misma web de tu banco si se trata de una de las entidades colaboradoras (La Caixa, Santander, Bankia, Banco Popular, Banc Sabadell o el BBVA); domiciliando el recibo a nuestra cuenta corriente e, incluso, existe una opción para pagar una vez ha expirado el periodo voluntario de pago (puede contener un recargo de hasta el 20% según el caso).

Cómo pagar el impuesto de circulación: vía telefónica

Internet-shopping-concept-smartphone-with-credit-card

Con los mismos plazos antes mencionados, podremos pagar este impuesto llamando a alguna de las entidades bancarias colaboradoras; al teléfono de atención al ciudadano (varía según el municipio y comunidad); al 010 que es un servicio de información municipal válido para toda España o al teléfono que tenga habilitado a este efecto el municipio en concreto.

En todos los casos el pago se efectuará mediante tarjeta bancaria.

Cómo pagar el impuesto de circulación: vía presencial

Esta sería la manera más tradicional de abonar el impuesto y consistiría en personarse en cualquiera de las entidades bancarias colaboradoras (con el recibo del impuesto en mano) o en oficinas de atención ciudadanas que tenga el municipio.

Cuándo se paga el impuesto de circulación

En principio, el 1 de enero de cada año el impuesto debería estar pagado, sin embargo cada comunidad y/o municipio tiene su propio calendario fiscal en el que se recogen los plazos de pago de cada clase de impuestos. Por ejemplo, para Barcelona, si no tienes domiciliado este impuesto, tienes desde el 1 de marzo hasta el 2 de mayo para abonarlo.

Precio del impuesto de circulación

precio-del-impuesto-de-circulacion-coche-billetes

Como hemos comentado anteriormente, el precio varía según el municipio en el que debas pagarlo, pero todos ellos toman como base una tabla de precios que después pueden modificar al alza (nunca más del doble) o a la baja. A continuación tenéis los precios tanto para automóviles como para motocicletas. Cabe señalar que el concepto de caballo fiscal que se recoge más abajo resulta de dividir los caballos reales de nuestro vehículo que aparecen en su ficha técnica entre 1,3636.

Precio del impuesto de circulación para automóviles

  • De menos de 8 caballos fiscales la cuota será de 12,62€
  • De 8 hasta 11,99 caballos fiscales la cuota será de 34,08€
  • De 12 hasta 15,99 caballos fiscales la cuota será de 71,94€
  • De 16 hasta 19,99 caballos fiscales la cuota será de 89,61€
  • De 20 caballos fiscales o más la cuota será de 112€

Precio del impuesto de circulación para motocicletas

  • De hasta 125 centímetros cúbicos la cuota será de 4,42€
  • De más de 125 hasta 250 centímetros cúbicos la cuota será de 7,57€
  • De más de 250 hasta 500 centímetros cúbicos la cuota será de 15,15€
  • De más de 500 hasta 1000 centímetros cúbicos la cuota será de 30,29€
  • De más de 1000 centímetros cúbicos la cuota será de 60,58€

En caso de que vendamos nuestro vehículo o que lo demos de baja en el ayuntamiento porque ya no queremos utilizarlo más, podremos recuperar parte del impuesto. Para el primer caso, si vendimos el vehículo a mitad de año, deberemos acordar con el comprador que cada uno pague la parte del impuesto que le corresponda (la cuantía del impuesto que obedece solo a los meses en los que lo hemos utilizado, es decir, 6 meses en este caso). En el segundo caso, si dimos de baja nuestro vehículo a mitad de año, tendremos que dirigirnos al ayuntamiento para reclamar los 6 meses que quedan del año con respecto al impuesto.

Si, por el contrario, hemos decidido no pagar el impuesto, estaremos sujetos a una sanción por parte del ayuntamiento. En un primer momento, concluido el plazo de pago voluntario, se te enviará un nuevo recibo del impuesto con un recargo aplicado y se te proporcionará un nuevo plazo de pago. En caso de hagas caso omiso al apremio de pago por parte del ayuntamiento se irán sumando recargos sucesivos hasta que se proceda al embargo del vehículo, cuentas bancarias o incluso bienes inmuebles para hacer frente al pago.

También te puede interesar:

Fuente de imágenes:

  • http://www.autoexpress.co.uk/car-news/consumer-news/88361/tax-disc-changes-everything-you-need-to-know-about-uk-road-tax
  • http://www.kiplinger.com/article/spending/T057-C000-S002-new-ways-to-pay-with-your-phone.html
  • http://wnpr.org/post/breaking-down-car-tax-mill-rates-and-transportation-fund

DeFinanzas.com

Newsletter