Escrito por Tendenzias

Invertir en acciones: cuáles elegir

El mercado español ofrece múltiples oportunidades para invertir en acciones, desde los valores los Ibex 35 a las nuevas OPVs, todo un mundo de opciones en las que invertir si sabes cómo hacerlo y de qué recursos valerte para tomar tus decisiones.

Operar con acciones

Operar con acciones no es en sí mismo difícil. Desde un punto de vista estrictamente teórico, bastaría con acudir a bróker o corredor de bolsa, contratar una cuenta de valores y después comprar las acciones. Sólo con seguir esos pasos ya serías un inversor. Puede parecer hasta fácil, pero una cosa es estar en el mercado y otra diferente estar en el mercado con las acciones correctas y el bróker que mejor se adapta a ti como inversor.

Si te has sentido identificado con esta introducción es mejor empezar por el principio, por cómo funciona el mercado y qué debes hacer para comprar y vender acciones. Lo primero es, lógicamente, contar con una entidad financiera que actúe como intermediario y que se encargue de ejecutar las órdenes que le marques. Al final siempre serás tú el que dicte lo que hacer pero si no te ves seguro, tu intermediario financiero puede proveerte información para que puedas diseñar tu estrategia. De hecho, existen servicios globales que incluso ejecutarán esta estrategia, aunque lógicamente cobrará unas comisiones más elevadas por hacerlo.

Diferencias_Emocionales_entre_Operaciones_en_Cuentas_Reales

Para quienes ya se manejan en el mercado y están más familiarizados con la inversión en bolsa, pueden aprovechar la información que ofrecen los brokers, por ejemplo leer diariamente sus análisis técnicos, los comentarios de mercado, seguir los resultados de resultados trimestrales que publican las empresas y en base a todos estos elementos, luego decidir cuál es la mejor opción de inversión.

La mayoría de brokers disponen de boletines diarios gratuitos que puedes suscribirte por email y también puedes mantenerte actualizado de los mercados financieros a través de vídeos de bolsas y comentarios de mercado.

Invertir en acciones

Si has buscado en la red habrás oído hablar de cantidades mínimas para operar. Lo cierto es que la mayoría de brókers no exigen una cifra más allá de lo que sirva para cubrir el precio de la acción y de las comisiones. Sin embargo, aunque no hay un número mágico, para la compra-venta de acciones físicas tradicional sí que sería necesario disponer de entre 3.000 y 5.000 euros si no quieres que las comisiones y otros costes ‘se coman’ tus ganancias. Dicho esto, si lo que deseas es aprender a invertir y familiarizarte con el mercado real, 500 euros puede ser un buen punto de partida. Lógicamente, cuanto más dinero para aprender, mejor, pero ten en cuenta que debe ser un dinero que no necesitas ni necesitarás, porque al principio es fácil que no ganes.

Si en cambio, no quieres invertir en la compra de acciones en forma tradicional y ser propietario de un título con la espera de cobrar dividendos, existen otras opciones como invertir en acciones con los CFDs o contratos por diferencias. Con los CFDs, no compras acciones, sino que abres un contrato para operar sobre la diferencia de precio del activo, entre la apertura y cierre de sesión, lo que sería una operativa de intradía o bien por un periodo más largo. De esta manera, no serías propietario de títulos de un activo, sino solo de uno o más contratos (si quieres aumentar tu exposición al mercado).

Los CFDs ofrecen la posibilidad de iniciar una operación sobre acciones sin adelantar todo el capital, solo un porcentaje inicial, aunque el riesgo del capital es por el total de la operativa. Esto es lo que se llama apalancamiento. Se trata de una herramienta que básicamente te permitirá tomar una posición en el mercado sin tener que desembolsar el importe total, depositando sólo una garantía. Imaginemos que quieres invertir en 100 acciones de un título del mercado continuo como Viscofan que cotiza a 10 euros por título. De hacerlo comprando la acción tendrías que pagar 1.000 euros, pero si abres un CFD con el apalancamiento con un ratio de 1:10 sólo pagarás 100 euros, un 10% en concepto de garantía. Al operar sobre acciones con CFDs puedes diversificar tu cartera de inversión, abriendo posiciones sobre varios títulos del mercado de valores español o bien sobre empresas de reciente cotización pública (OPV) como Aena, que este año debutó en bolsa con un muy buen desempeño de sus cotizaciones.

Si no estás preparado para invertir, una muy buena alternativa es hacer un ensayo utilizando una cuenta de demostración. La cuenta demo te permite acceder al entorno virtual de la plataforma de trading, abrir y cerrar posiciones y conocer el funcionamiento de los CFDs sin arriesgar tu capital.

Forez mundial

Explorar el mercado ¿Qué acciones comprar?

Esto es quizás lo más complicado, aunque precisamente para eso cuentas con toda la información de mercado y los análisis técnicos que proveen los brókers. Una buena medida en este punto es analizar las acciones del Ibex 35 o del mercado continuo español que mencionan en su informe y analizarlas por tu cuenta para ver si eres capaz de determinar si te resultan convenientes.

Para hacerlo dispones de herramientas como los ya mencionados análisis técnicos, guías sencillas y herramientas como por ejemplo las medias móviles de varias sesiones. Este último recurso es un indicador que te dirá si el precio de la acción está o no por encima del precio medio de, por ejemplo 200 sesiones -media de 200 sesiones- y te servirá también para conocer la tendencia de un título.

Investiga y no desesperes. El análisis técnico es un mundo lleno de alternativas donde al principio habrá mucho que aprender e investigar. Eso sí, no dejes que el análisis posponga indefinidamente la inversión, sobre todo al principio. No se trata de comprar acciones en forma desmedida, pero sí de probar lo que es la inversión.

Y es que a la hora de operar con acciones la parte psicológica puede ser tan importante como el análisis estadístico. Lógicamente, sin el segundo será difícil elegir el tipo de inversión en acciones que se quiere hacer y el desarrollo de una buena estrategia.

Por eso mismo, tras decidir tu plan de inversiones, ya sea a través de la compra de títulos o bien a través de la operativa con CFDs, debes seguir la evolución del mercado, mantenerte informado, aprovechar las herramientas de gestión del riesgo y olvidarte de las decisiones emocionales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Si decides optar por la inversión con CFDs, debes recordar que son un producto financiero complejo. SE trata de un producto apalancado cuyas pérdidas pueden exceder el depósito inicial. Los CFDs pueden no ser adecuados para todos los inversores.

Photo credit: cabezadeturco / Foter / CC BY-SA

DeFinanzas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos