La pensión de jubilación no contributiva del autónomo

Las conocidas como pensiones no contributivas son aquellas ayudas que el Estado tiene previstas para aquellas personas que se encuentren impedidos para el trabajo, y/o que carezcan de los recursos suficientes como para poder subsistir. Son, en definitiva, pensiones que se conceden por causas de invalidez, sobrevenidas o por alcanzar la edad exigida para la […]

Las conocidas como pensiones no contributivas son aquellas ayudas que el Estado tiene previstas para aquellas personas que se encuentren impedidos para el trabajo, y/o que carezcan de los recursos suficientes como para poder subsistir. Son, en definitiva, pensiones que se conceden por causas de invalidez, sobrevenidas o por alcanzar la edad exigida para la jubilación. En el caso de los trabajadores por cuenta propia, es conocida como la pensión de jubilación no contributiva del autónomo, y hoy queremos hablarte más sobre ella.

La pensión de jubilación no contributiva del autónomo

¿Qué es una pensión del autónomo no contributiva?

Sin tener en cuenta la relación previa que existía entre el trabajador por cuenta propia y la Seguridad Social (es decir, a diferencia de las pensiones comunes o regulares, no es un elemento o característica que se tenga en cuenta como requisito), cuando hablamos de una pensión del autónomo no contributiva significa que se trata de un tipo de pensión o ayuda que se concede cuando no se haya cotizado nunca al sistema, o cuando no se hayan alcanzado los mínimos de cotización exigidos por el sistema para poder cobrar las pensiones que sí son contributivas.

Es una de las principales diferencias, de hecho, que encontramos con las pensiones contributivas del autónomo. No obstante, desde el momento en el que una persona obtiene el derecho de percibirlas se convierte automáticamente en pensionistas de la Seguridad Social, lo que se traduce en que dispondrán de las mismas garantías y los mismos beneficios que el resto de pensionistas.

De esta manera, podrán disfrutar de una prestación económica cada mes, asistencia sanitaria pública (ofrecida por la Seguridad Social), un complemento para quienes residan en viviendas alquiladas, servicios sociales complementarios (para personas mayores y/o con discapacidad), así como una ayuda social de carácter extraordinario.

No te pierdas: Qué requisitos se deben cumplir para cobrar una pensión de jubilación si eres autónomo

¿Cuáles son los requisitos?

Aunque no tengan las mismas características eso no significa que las pensiones del autónomo no contributivas no tengan requisitos. Para poder ser beneficiario, de hecho, es necesario cumplirlos. No obstante, por norma general, se exige carecer de los ingresos suficientes. ¿Y cuándo ocurre esto? Cuando las rentas o los ingresos de que dispongan sean inferiores a 5.321,40 euros al año (si vive sola), o bien cuando la suma de todos los recursos de la “unidad económica de convivencia” no superen determinados límites (si vive con familiares).

Para este último caso, la Seguridad Social tendrá en cuenta los ingresos aportados tanto por el cónyuge como por todos los que, por parentesco, convivan en el domicilio de quien solicita la pensión de jubilación; esto es, por consanguinidad hasta segundo grado:

  1. Si el beneficiario convive solo con su cónyuge y/o con parientes consanguíneos de segundo grado: 2 (9.046,38 euros/año), 3 (12.771,36 euros/año), 4 (16.496,34 euros/año) y 5 (20.221,32 euros/año).
  2. Si el beneficiario convive con parientes consanguíneos de primer grado: 2 (22.615,95 euros/año), 3 (31.928,40 euros/año), 4 (41.240,85 euros/año) y 5 (50.533,30 euros/año).

La jubilación del autónomo

Además, a la hora de percibir la jubilación no contributiva, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Haber cumplido los 65 años de edad.
  • Ser residente en España.
  • Acreditar un mínimo de 10 años de residencia en España, o cualquier otro estado perteneciente a la Unión Europea. De estos, 2 mínimos tienen que ser inmediatamente anteriores y consecutivos a la solicitud de la pensión.

¿Cómo es la cuantía?

La cuantía ha aumentado a los 5.321,40 euros/año en 14 pagas, lo que sería equivalente a 380,10 euros al mes. No obstante, si en la misma unidad económica hay más de una persona beneficiaria de este tipo de pensión, la cuantía se modifica como se modifica en los siguientes tramos:

  • 2 titulares: 4.523,19 euros/año – 329,09 euros/mes.
  • 3 titulares: 4.257,12 euros/año – 304,08 euros/mes.
  • 4 titurales. 4.124,09 euros/año – 294,58 euros/mes.
  • 5 titulares. 4.044,26 euros/año – 288,88 euros/mes.

Además, no es vitalicia, lo que significa que se encuentra supeditada al mantenimiento de la residencia y a las variaciones que tengan lugar en la renta. Por otro lado, se extingue por el fallecimiento del beneficiario.

También te puede interesar