Microcréditos: Ventajas y desventajas

Los microcréditos son una de las opciones para obtener dinero rápido pero ¿Sabes cuáles son sus ventajas y desventajas?, ¿Conoces cuál es el máximo de dinero que pueden darte o cuáles son los costes de la devolución del mismo? En este artículo os contaremos de forma sencilla todo lo que necesitas saber sobre los microcréditos. […]

Los microcréditos son una de las opciones para obtener dinero rápido pero ¿Sabes cuáles son sus ventajas y desventajas?, ¿Conoces cuál es el máximo de dinero que pueden darte o cuáles son los costes de la devolución del mismo? En este artículo os contaremos de forma sencilla todo lo que necesitas saber sobre los microcréditos.

Creditos sin nomina

¿Qué son los microcréditos?

Los microcréditos se han convertido en uno de los préstamos más solicitados, debido a sus atractivas ventajas como la rapidez para obtener el dinero o que no se requiera de aval. Por ello, podríamos definir los microcréditos como el préstamo de poca cantidad de dinero que ha de devolverse en plazos de tiempo muy cortos y que puede contar con intereses más elevados que otro tipo de productos financieros.

Los microcréditos están dirigidos a diferentes sectores de la población. Por una parte, se habla de emprendedores y empresarios que necesitan una inyección económica para llevar a cabo el desarrollo de un proyecto, por otra parte, también se habla de personas que tienen bajos ingresos económicos o que tienen un descubierto que necesitan subsanar. Por supuesto, también están aquellos que quieren llevar a cabo alguna actividad o evento para el que no cuentan con el dinero en el momento necesario.

Las características principales de los microcréditos es que la financiadora no suele solicitar tanta información como puede hacerse para otro tipo de préstamos. En los microcréditos no se suele pedir el aval ni la nómina, por lo que tampoco es necesario esperar días mientras se hace todo el papeleo y, así, uno puede contar con el dinero solicitado en menos de 24 horas.

Por regla general, se suelen prestar pequeñas cantidades que son inferiores a los 1.000 euros y que hay que devolver en plazos cortos de tiempo, siendo el tiempo máximo de 60 días. Hoy día son tantas las financieras que trabajan con microcréditos que es fundamental poder contar con un comparador que facilite poder ver las características de cada propuesta, un ejemplo lo tenéis en Crediteria.es En un sólo vistazo podréis comparar las características de los microcréditos, los costes del préstamo y el plazo para devolverlo, con lo que podréis conseguir la mejor oferta disponible.

En el momento en el que uno ha encontrado la empresa con la que quiere llevar a cabo el préstamo, se puede hacer todo el proceso en pocos minutos a través de internet o con una llamada de teléfono. Os pueden hacer algunas preguntas o un pequeño estudio previo para evaluar el riesgo pero, si todo va bien, en 24 horas o en menos vais a contar con el dinero en vuestra cuenta.

Eso sí, es importante tener en cuenta que el coste es más elevado que otro tipo de productos financieros, lo que va a implicar que haya un mayor número de interés y tengáis que devolver más cantidad que la solicitada.

Las ventajas de los microcréditos

El hecho de que uno tenga que pagar un interés más elevado no quiere decir que los microcréditos no sean una opción a tener en cuenta, pues sus ventajas son múltiples e interesantes cuando uno se encuentra en una situación de agobio económico o necesita un extra de dinero con urgencia.

Primer crédito gratuito. Como mencionamos al principio del artículo, es tal el auge de los microcréditos y el número de financiadoras que muchas están ofreciendo el primer crédito de forma gratuita, sin que uno tenga que pagar ni costes ni intereses, lo que es realmente atractivo.

Sin aval ni nómina. Las financieras no suelen pedir avales ni documentación extra cuando se trata del préstamo de pequeñas cantidades. Lo único que suele ser necesario es tener una cuenta bancaria, un número de teléfono de contacto y ser mayor de 18 años con residencia en España. En el caso de que solicitéis más de 500 euros, es posible que sí os soliciten la nómina o alguna información extra.

Se obtienen con rapidez. Es fascinante la rapidez con la que uno puede obtener un microcrédito, pues en unos pequeños clics al ordenador o con una llamada de teléfono podéis contar con una inyección de dinero. Los tiempos en los que suelen enviar el dinero es de 15 minutos a una hora, sólo que en función del banco uno puede recibir el dinero al día siguiente.

Sin preguntas. Al pedir un préstamo uno no está obligado a tener que contar para qué quiere el dinero, a la vez que nadie más que la entidad y él mismo sabrán que ha solicitado el microcrédito.

Las desventajas de los microcréditos

Los profesionales suelen recomendar que este tipo de préstamos han de utilizarse únicamente para los imprevistos o momentos de urgencia, ya que los costes que suponen los microcréditos son elevados. Os detallamos más aspectos a tener en cuenta a continuación:

Gastos elevados. A diferencia de otro tipo de productos financieros, los microcréditos suelen suponer un gasto elevado puesto que hay que tener en cuenta que las comisiones y los intereses tienen un valor más alto debido a la rapidez con la que se obtiene el préstamo, que implica que no se piden garantías ni documentación extra al cliente.

Alta probabilidad de sobreendeudarse En muchas ocasiones, cuando uno sabe administrarse bien el dinero, es fácil que acabe sobreendeudado, pidiendo un crédito para poder devolver el crédito anterior, lo que al final supone que uno acaba envuelto en una espiral de deudas que puede dañar tanto a su economía como a su bienestar físico y emocional.

Intereses más elevados en la prórroga. Cuando no se ha podido pagar la deuda en el tiempo estipulado, existe la opción de solicitar una prórroga pero esto implica, además de tiempo, elevar los costes económicos de la devolución. En el caso de que no se haya avisado a la entidad de que no se puede hacer el pago en el tiempo estimado, los costes pueden ser aún más superiores.

Comisión por impago. A la hora de contratar un microcrédito, fijaros que también suele haber una cláusula de comisión por impago que deberéis abonar en el caso de que no hayáis devuelto el dinero en el tiempo estipulado.

También te puede interesar