Escrito por Tendenzias

Cómo montar una franquicia ¿Qué necesitas? Pasos y trámites necesarios

Ser franquiciado supone el que hayas decidido tener tu propio negocio, pero a partir de una marca establecida, de modo que tendrás gran parte del terreno ganado en función de hacerte conocer, aunque esto no quiere decir que abrir una franquicia sea algo sencillo. Es una posibilidad de negocio viable, rentable en la mayoría de casos pero para la que se necesitan dar varios pasos y tener todo en regla. Veamos a continuación, Cómo montar una franquicia ¿Qué necesitas? Pasos y tramites necesarios .

Montar una franquicia

Cómo montar una franquicia ¿Qué necesitas?

Ser un emprendedor es una de las primeras cosas que necesitas cuando decides montar una franquicia, pero además de las ganas de tener tu negocio, en el caso de las franquicias es bueno saber qué modelo es el que te interesa o qué franquicia te va a salir más rentable.

Elige bien tu franquicia

Está claro que no será lo mismo montar una franquicia de un Burger King por ejemplo, que una de Carrefour, de modo que a la hora de establecerte como franquiciado tendrás que elegir bien en función no solo de permisos, o de el gasto de dinero que conlleva montar cualquier negocio (sea franquicia o no), sino que además también, el que sepas qué tipo de local necesitas, qué condiciones se establece desde quien ofrece la franquicia y qué beneficios a corto y largo plazo podemos tener.

De todos modos, muchos modelos de franquicia han surgido como auténticos negocios rentables a los que en difícil resisitirse de modo que veamos qué necesitas realmente para montar tu propia franquicia.

Cómo montar una franquicia | Pasos

1. Plan de empresa

El plan de empresa es un plan en el que puedes establecer todos los pasos a seguir para llevar a cabo el que sea viable o no montar tu franquicia.

De hecho el plan de empresa te servirá para comprobar si la franquicia que deseas montar es rentable, y para ello puedes consultar a otros franquiciados o informarte  de cuál es el modelo de negocio que deseas establecer.

2. Tener en cuenta las leyes

Como cualquier otro emprendedor, o persona que desee poder iniciar su actividad de negocio, necesitarás conocer bien las leyes. En el caso de las franquicias, te será necesario saber qué se estipula en el Real Decreto 201/2010, que el que regula el ejercicio de la actividad comercial en régimen de franquicia y la comunicación de datos al registro de franquiciadores.

Además, en el artículo 62 de la Ley de Comercio Minorista, es donde encontrarás toda la regulación del régimen de franquicia.

3. Cantidad a desembolsar

Muchas veces creeemos que montar una franquicia es algo que nos va a costar una parte del coste total ya que la empresa que ofrece las franquicias pondrá el resto. En algunos casos es así, pero en otros no lo es de modo que debes asegurarte de qué modelo de franquicia estás pensando en montar.

Por otro lado, piensa que la inversión inicial para montar cualquier franquicia no te bajará de los 6.000 o 10.000 euros ya que aunque el local suele venir montado por el franquiciador, quizás nosotros tenemos que buscarlo, alquilarlo, solicitar los permisos necesarios (como la licencia de actividad) y todo eso en definitiva tiene un coste inicial.

4. Condiciones de la franquicia

Otra opción es la de saber exactamente cuáles son todas las condiciones de la franquicia de modo que deberás reunirte e informarte bien de todo lo que te solicitan para montar la franquicia.

Entre la información que debe quedarte clara estaría:

  • Los datos de identificación del franquiciador.
  • Comprueba que te muestren un  título de propiedad o licencia de uso de la marcha. 
  • Que te expliquen cuál es la inversión inicial y si hay royalties de modo que puede que ellos se lleven una parte (o no) de los beneficios que generes
  • Cómo se establecen las previsiones de negocio (muchos franquiciadores hacen un plan de negocio y muestran a los franquiciados donde pueden estar en un tiempo de seis meses, un año, dos, etc…)
  • Deben aportar todos los datos que  describan el sector de actividad de la franquicia.
  • Tendrás que saber también cuáles son los elementos esenciales del acuerdo de franquicia.

5. Otras consideraciones

Por otro lado puedes comprobar lo que ya os mencionamos en el paso del plan de negocio en función de la experiencia de la empresa franquiciadora, así como cuáles son las características de la franquicia y de su explotación. 

Por otro lado será bueno que compruebes además cuál es la estructura y extensión de la red que tiene en España.  

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Cómo montar una franquicia |  Trámites necesarios

Montar una franquicia tramites

Contrato

El tramite necesario para montar una franquicia será como no firmar el contrato con el franquiciador, pero tienes que principalmente deberá reflejar:

  • Concesión de una licencia de fabricación.
  • Cesión de una marca registrada para utilizarla en una determinada zona.
  • Transferencia de tecnología.
  • Cesión de la utilización de una enseña o rótulo comercial.

Además puede que se incluyan otros puntos como si por ejemplo hay beneficios qué sucede con ellos, si se reparten con el franquiciador (suele pasar esto) o no.

Permisos y documentos

Por otro lado, tendrás que solicitar como no la licencia de apertura o actividad (en este post tienes toda la información al respecto).

Además, tendrás que presentar tus datos al registro de franquiciadores del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, señalando:

  • Datos generales: el nombre o razón social de tu empresa, domicilio, datos de inscripción en el Registro Mercantil si eres persona jurídica y número o código de identificación fiscal.
  • Relación de los derechos de propiedad industrial o intelectual que se establecen en el contrato que has formalizado con la franquicia,
  • Acreditación de tener concedida y en vigor,  la titularidad o los derechos de licencia de uso sobre los mismos, así como su duración.

Comunuicados estos datos en el registro te otorogarán una etiqueta de ‘indentificador registral’ o cualquier certificación acreditativa.

Además, deberás tener en cuenta otras cuestiones en función del tipo de franquicia que vayas a montar dado que las que tienen que ver con cadenas de restaurantes por ejemplo, necesitarán permisos de sanidad, seguros en caso de accidentes, que los empleados tengan carnet de manipulación de alimentos, por ejemplos.

Diferencias entre franquicia y licencia de marca

Las diferencias entre franquicia y licencia de marca puede parecer nimia o poca cosa. No lo es. De hecho, no en pocas ocasiones se habla de franquicias, cuando no lo son. Es importante, si vas a montar tu negocio, tener claras las diferencias entre franquicia y licencia de marca. Siendo ambas muy similares, la elección de uno u otro modelo de negocio, puede ser clave para triunfar. O para fracasar.

Franquicia

La franquicia parte de la base de que tu negocio va a formar parte de un negocio aún mayor. Por tal motivo, el franquiciado deberá seguir unas directivas marcadas por el franquiciador, quien le está dejando formar parte de su modelo de negocio. Es decir, tú vas a ofrecer un producto o un servicio con las instrucciones y tutela de tu franquciador, por lo que requieres de una formación, asistencia y vigilancia constante.

La franquicia supone una cesión para el uso de la marca franquiciadora en una zona concreta. Obviamente, corre a cargo del franquiciador el suministrar, asesorar y representar a su franquiciado. Eso sí, este compromiso es bidireccional y el franquiciado debe cumplir ciertos compromisos firmados por contrato.

El modelo de gestión de negocio debe ser el estipulado por el franquiciador, lo que en muchos casos es una ventaja, al ser un modelo que funciona. De hecho, por eso el franquiciador se implica en todas las áreas de negocio del franquiciado. Al fin y al cabo, es su marca y su reputación la que está en juego. Además de su dinero.

Licencia de uso de marca

La licencia de uso de marca, al contrario de la franquicia, está mucho más limitada. De hecho, licencia de uso de marca ya lo dice por sí solo: el empresario cede al inversor la licencia de uso de la marca. Éste podrá representar o vender sus productos y servicios en una zona determinada.

Eso sí, a la hora de poner en marcha el negocio, el inversor será libre (o casi libre) sobre cómo comercializar y gestionar su empresa. Ésta es la gran diferencia con respecto a la franquicia, la libertad de movimientos que ofrece la licencia de uso de marca. Obviamente, las empresas que conceden licencia de uso de marca, no suelen ser tan golosas como las franquicias.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

El inversor está limitado a la zona geográfica que acuerden para la licencia de uso de marca. El empresario se reserva así la opción de hacer más negocios en zonas colindantes. La licencia de uso de marca también supone menos asistencia al inversor, una vez pone el negocio en marcha. Por otro lado, el modelo de gestión puede ser completamente independiente del original. Los procesos de comercialización también tienen mayor libertad.

A la hora de elegir si franquicia o licencia de uso de la marca, lo mejor es hacer un estudio de mercado, comparar y ver qué nos conviene, dependiendo del negocio y de la zona.

Artículo de interés:

DeFinanzas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos