Escrito por

Patentar una idea

Hoy en día a quién se le ocurra una idea acerca del desarrollo de un objeto, producto que no esté inventado puede tener en sus manos un filón de oro pero para que no se nos vaya de las manos debemos saber cómo y qué hay que hacer para patentar una idea.

Pudiéndose entender como una patente a cualquier procedimiento o producto nuevo así como el perfeccionamiento o una mejora que podamos introducir del mismo.

Lo primero que debemos de saber es que no toda idea o invención puede ser objeto de patente y para patentar una idea, ésta debe reunir lo siguiente:

– Ha de ser una idea, objeto, invención… novedoso y que no haya sido divulgado anteriormente.
– Así mismo debe de conllevar una actividad inventiva y ser susceptible de aplicación industrial, es decir, que pueda ser fabricada.

idea

Tenemos que conocer que para poseer en exclusiva los derechos de autor de nuestra idea, de nuestra invención, ésta debe ser registrada como patente.

Al patentar una idea, conseguimos el reconocimiento oficial de que tenemos la exclusividad para poder fabricar, comercializar, en definitiva, explotar dicha invención en exclusiva con lo que impediremos que otros puedan fabricar o vender nuestra patente sin nuestro consentimiento.

Eso si, antes de patentar una idea debemos de tener la seguridad de que dicho producto, invención, nos ofrece todas las garantías posibles de que va a generar al menos los suficientes ingresos para hacer frente a los costes de patentar una idea.

La duración de la patente se concede por un periodo de 20 años, tiempo durante el cuál habrá que hacer frente a unos tasas anuales a partir de la concesión de la misma.

Otro aspecto importante es que debemos de conseguir el asesoramiento de un experto, un abogado en patentes que nos asesore de si es conveniente solicitar la patente a nivel nacional solamente o también a nivel europeo o incluso a nivel internacional, un aspecto que dependerá de:

– De la propia invención.
– Del plan de negocio, es decir, del mercado que nos interese cubrir con nuestra invención.
– Por supuesto del dinero de que dispongamos.

patentes

Los pasos a seguir para patentar una idea son:

  • Presentar la documentación relativa a los datos del solicitante, la solicitud de la patente y una descripción de la invención entre otros documentos.
  • Una vez que se comprueba la documentación se concede una fecha de presentación de la solicitud de la patente.
  • Los expertos de la oficina de patentes serán los encargados de evaluar y comprobar que nuestra invención se haya dentro del estado de la técnica y se publica la solicitud de patente a los 18 meses de la presentación de la misma.
  • A partir de ahí debemos de decidir si queremos seguir adelante con nuestra solicitud de patentar una idea y los examinadores de la OEP realizarán un examen a fondo de nuestra invención para dilucidar si se concede dicha patente o no.
  • En caso afirmativo, la patente ha de validarse a cada uno de los países en donde se ha solicitado, teniendo que pagar las correspondientes tasas y aunque se haya concedido dicha patente, un tercero puede oponerse a la concesión de esa patente presentando un recurso.

Otros artículos que pueden interesar:

  • Patentes curiosas
  • Como registrar un invento en España
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?