Escrito por Tendenzias

Permiso laboral

Si has llegado hasta aquí, lo más probable es que tu nacionalidad no se encuentre dentro de la cualquier país de la Unión Europea y tu objetivo a corto, medio o largo plazo, es trabajar en España de manera totalmente transparente. Para ello será necesario obtener un primer documento imprescindible, incluso más que tu curriculum vitae: el permiso de trabajo.

Seguro que un sinfín de preguntas ya estarán rondando por tu cabeza de manera incesante. ¿Qué tipo de requisitos debo reunir para poder obtener el permiso? ¿Cómo puedo solicitarlo? ¿Dónde tengo que tramitarlo? ¿Me costará dinero todo el proceso? ¿Qué tipos de permiso existen? Bien, no te preocupes. Ponte cómodo porque vamos a desgranar todo lo que necesitas saber si es la primera vez que tienes que solicitar el permiso de trabajo en España.

permiso-de-trabajo-tipos-oficina-de-empleo

Qué es un permiso laboral

Puede parecer una obviedad, pero resulta imprescindible entender qué es un permiso de trabajo. Para ejercer cualquier actividad lucrativa, laboral o profesional en el Reino de España, es imprescindible tener más de 16 años, un visado, permiso de trabajo y la residencia (o autorización). Además, hay que tener en cuenta que el permiso nos permitirá residir de manera oficial en España. Existen diferentes tipos de permiso según sea el trabajo que vaya a realizarse, pero esto es algo que abordaremos más adelante. Como, por ejemplo, no será el mismo caso si venimos al país ya contratados por alguna empresa que si lo hacemos por cuenta propia, con la intención de emprender. Son situaciones -y documentos- distintos.

Quién puede solicitar un permiso laboral

Bien, ahora que ya sabemos de qué hablamos exactamente, pasemos a comprobar quién puede beneficiarse de los permisos y cuál es su normativa general:

  • Para pedir tu permiso laboral en España, no debes ser ciudadano de ningún Estado Miembro de la Unión Europea, ni de Suiza o de otro país perteneciente al Espacio Económico Europeo.
  • No se permite estar residiendo en España de forma irregular.
  • No debes poseer antecedentes penales en ningún país en los que hayas residido ni tener la entrada prohibida en territorio español.
  • Asimismo, si ya estuviste en España y firmaste un compromiso de no retornar en los 3 años siguientes, tampoco podrás conseguirlo si todavía estás dentro del plazo.

Normativa general del permiso laboral

Ahora que ya sabes si puedes aplicar o no para conseguir tu permiso laboral, es importante tener en cuenta la normativa general:

  • En caso de que seas contratado por una empresa, debes contar con la titulación mínima exigida para desempeñar el puesto de trabajo. Del mismo modo, el empresario que pretenda contratar debe figurar inscrito correctamente en el sistema de Seguridad Social y estar al corriente de todos los pagos necesarios. Por último, deberás presentar un contrato de trabajo firmado por el trabajador y el empresario de duración suficiente como para cubrir el periodo por el que se va a autorizar el permiso de trabajo y residencia. Es importante comprender que el empleador será el encargado de presentar la solicitud en las oficinas locales de la Dirección Provincial de Trabajo, Seguridad Social y Asuntos Sociales.
  • Si vas a trabajar por tu cuenta, deberás contar con la cualificación profesional mínima para ejercer la actividad pertinente y deberán cumplirse todos los requisitos legales para la apertura y puesta en marcha del proyecto que quieras iniciar. Por último, tendrás que justificar que cuentas con los recursos económicos suficientes para ‘poder vivir’ en el país (manutención y alojamiento).

permiso-de-trabajo-tipos-pasaporte-extranjero-residente
Una vez hayas cumplido todos los requisitos y entregado toda la documentación necesaria, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) será el encargado de conceder o denegar tu permiso de trabajo. El plazo de resolución de tu solicitud será de tres meses teniendo en cuenta que, si pasado este tiempo no has obtenido ninguna respuesta, se entenderá que la solicitud ha sido denegada. Así que, ¡paciencia! También es importante tener en cuenta  que dicho proceso tiene unos costes administrativos asociados, que variarán según la situación. Puedes informarte al detalle en la página oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Tipos de permiso laboral

Toma nota, porque existen varios:

  • Permiso A: engloba todos aquellos trabajos de temporada o de una duración determinada. Su duración estará estipulada por la que marque el contrato y podrá ser prorrogado si se prolonga en el tiempo la actividad para la que se concedió. Eso sí, la duración máxima no podrá superar los nueve meses, incluida la prórroga.
  • Permiso B (inicial y renovado): en este caso, permitirá ejercer una profesión, actividad y ámbito geográfico específico, durante un año natural de duración. Una vez finalizado, tendremos derecho a una renovación, que en realidad será un nuevo permiso, y dará derecho a tener una o varias profesiones o actividades durante 2 años.
  • Permiso C: se trata de un caso especial, ya que solo se concede a aquellos que hayan disfrutado del permiso B renovado, una vez expirado. Por tanto, estamos ante una nueva extensión. Su radio de acción será la totalidad del territorio nacional y será efectivo durante 3 años.
  • Permiso D (inicial y renovado): inicialmente, este permiso se otorga para una actividad concreta y con un año de validez. Además, las autoridades podrán limitar su vigencia a un ámbito geográfico determinado. Pasado el período estipulado, se podrá renovar por otros 2 años.
  • Permiso E: de nuevo, otra opción para cuando se agotan otros tipos de permiso. En este caso, permitirá todo tipo de actividades empresariales y profesionales durante 3 años, sin límites geográficos, una vez el permiso D renovado ya quede obsoleto.
  • Permiso F: se concede a aquellos que desarrollen actividades lucrativas, laborales o profesionales por cuenta propia o ajena en las zonas fronterizas del territorio español y que regresan diariamente a la zona fronteriza de un país vecino en el que residen. En este caso, dispone una duración máxima de cinco años y es renovable.
  • Permiso de trabajo permanente: aquí hablamos de una validez indefinida, teniendo en cuenta que su titular estará obligado a renovar la tarjeta cada cinco años. Servirá para desarrollar cualquier tipo de actividad, tanto por cuenta propia como ajena.
  •  Permiso de trabajo extraordinario: como indica su nombre, se trata de un permiso especial que se da a aquellas personas extranjeras que hubiesen contribuido de forma notoria y fundamental al progreso económico y cultural de España. Al igual que el permiso permanente, es ilimitado con una renovación obligada cada 5 años.
permiso-de-trabajo-tipos-oficina-de-empleo

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • El Economista
  • Permisoderesidencia.es
  • J&D Inmigration

DeFinanzas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos