¿Por qué un alquiler es un gasto y comprar es una inversión?

Cuando decides adquirir una vivienda, una de las dudas que surgen es a la hora de elegir entre alquilar o tal vez comprar. Lo primero suele verse como algo de paso, mientras que lo segundo suele considerarse siempre algo más "serio", pero ¿Por que un alquiler es un gasto y comprar es una inversión?. ¿Por […]

Cuando decides adquirir una vivienda, una de las dudas que surgen es a la hora de elegir entre alquilar o tal vez comprar. Lo primero suele verse como algo de paso, mientras que lo segundo suele considerarse siempre algo más «serio», pero ¿Por que un alquiler es un gasto y comprar es una inversión?.

Por que un alquiler es un gasto y comprar es una inversion

¿Por qué un alquiler es un gasto y comprar es una inversión?

La pregunta que nos planteamos tiene en realidad una sencilla respuesta o una que de hecho siempre se piensa. El alquiler de una vivienda supone el tener que pagar cada mes por algo que en realidad nunca va a ser nuestro, mientras que la compra supone algo que a largo plazo puede representar no solo tener una propiedad sino que además le podamos dar rentabilidad.

Con el aumento constante que se está viviendo actualmente en el alquiler de viviendas, muchas son las personas que vuelven a plantearse la idea de solicitar una hipoteca para de este modo comprarse una casa o un piso, algo que de hecho siempre ha mantenido a flote el mercado inmobiliario.

Por que un alquiler es gasto y comprar es una inversion

Alquilar una vivienda: pros y contras

El precio abusivo en el alquiler de muchas viviendas pone en boca de todos el que ahora, más que nunca, vivir de alquiler es un gasto que dependiendo del núcleo familiar puede llegar a suponer incluso el sueldo completo de uno de los miembros de la familia.

Si lo pensamos, es tan simple como darnos cuenta que en realidad, puede que estemos trabajando para poder pagar donde vivimos, pero  la vivienda nunca va a ser nuestra. De todos modos, con un contrato en regla podemos vivir al menos tres años en esa casa (según lo establecido por ley desde 2013), y si nuestra idea es la de cambiar de casa en poco tiempo por cualquier motivo, quizás el alquiler sea la mejor opción de todas.

De hecho el alquiler es quizás la mejor solución a la hora por ejemplo de compartir piso, o también puede ser más indicado en el caso de que por ejemplo cambies de ciudad o de población.

El alquiler es sin duda un gasto, pero dependiendo de cada caso, y sobre todo de la renta que se pague, puede ser inferior al gasto que supone pagar una hipoteca por una casa o piso de compra, por mucho que a la larga este sea una inversión. Quizás no todo el mundo desea poder tener en mente esa idea de que «comprar es invertir» de modo que dependiendo de cada caso la pregunta del título de este post no sea del todo cierto.

Por que un alquiler es un gasto y comprar es inversion

La compra de una vivienda: pros y contras

De todos modos no podemos dejar de pensar que durante generaciones, la compra de una vivienda se ha visto siempre como una inversión, y aunque puede que los más jóvenes no piensen en ello ahora, es evidente que a la larga, si tienes una propiedad, puedes sacar rentabilidad de esta. De hecho, pasarás de ser arrendatario, en el caso de que alguna vez hayas alquilado una vivienda, a un arrendador ya que puedes disponer de tu casa o piso para alquilar a otro o también, venderla.

De todos modos, a corto plazo comprar no es una inversión rentable, si tenemos en cuenta que son muchas las personas, y no solo los jóvenes, que en la sociedad actual se ven obligados a lidiar con diversas variables, como el hecho de tener un trabajo itinerante y que esto derive en inestabilidad económica.

A no ser que seas rico o te haya tocado la lotería, el proceso de comprar una vivienda implica tener que solicitar una hipoteca o préstamo al banco. Tenemos que esperar entonces a saber si nos lo conceden, y no solo eso, ya que en el caso de que digan «sí» a nuestra solicitud se van a producir una serie de gastos que tendremos que sumar al precio total de la vivienda que queremos comprar,  y también unos gastos fiscales anuales que abonar por tener esa propiedad.

De todos modos si nuestro pensamiento es tener una vivienda para que sea nuestra cuando acabemos de pagarla, por mucho que tardemos más de 25 o 30 años, la compra es siempre la opción a elegir, pero claro las circunstancias de cada persona pueden variar y ya nadie nos garantiza que vayamos a tener la misma estabilidad económica o familiar de por vida.

Antiguamente la compra de un piso era el objetivo central de muchas parejas recién casadas. Hoy en día, y tras sufrir una crisis económica que ha dejado a muchas familias en la calle, parece que la compra de una vivienda es algo que a la larga tenemos que pensarnos mucho, incluso sabiendo que el día que queramos cambiar de casa siempre vamos a tener esa vivienda para vender o arrendar a un tercero ¿pero quién nos dice que vaya a ser así? ¿cuántos pisos en propiedad hay vacíos en España ya que nadie los alquila?.

De todos modos vivimos un momento actual en el que los precios de las propiedades han bajado y las tasas de interés hipotecarias están ahora en mínimos históricos, de modo que comprar sigue siendo tu objetivo quizás debas aprovechar la situación actual.

¿Qué elegimos entonces?

Hacer la mejor evaluación no es fácil porque, como hemos visto, ambas soluciones tienen sus pros y sus contras y, en cualquier caso, estamos hablando de una elección de estilo de vida. Al hacer evaluaciones de naturaleza económica, si decidimos comprar una casa, debemos prestar atención al precio por metro cuadrado, al área donde compramos y si la propiedad necesita una renovación costosa. Esto podría ser un criterio importante, que será útil en el futuro, tal vez cuando decidas revender o alquilar la propiedad.

También es bueno pensar en el precio de la propiedad, que podría ser menor con el paso del tiempo, por efecto de la devaluación

Si, por otro lado, te quedas en alquiler, es necesario evaluar la cantidad de dinero que puedes acabar perdiendo con los años. Por lo tanto, si decides vivir en alquiler, es bueno asignar una parte de tu dinero a otros tipos de inversiones que sean rentables, como acciones, bonos del gobierno.

Creemos que decidir si el alquiler o la compra es más conveniente es algo que solo involucra a la persona que se enfrenta a esta elección. Entonces, cualquier elección que hagas, si te hace feliz, es la elección correcta. 

También te puede interesar