Escrito por Tendenzias

Qué hacer en caso de acoso laboral – Mobbing

El detonante del mobbing, además del perfil patológico del acosador, suelen ser  los celos profesionales, la envidia y el miedo ante la amenaza por una mayor competencia de la víctima. Según el último informe de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Trabajo se estima que, en España, unas 800.000 personas podrían estar sufriendo acoso laboral en sus puestos de trabajo.

Qué es el acoso laboral o mobbing

El mobbing o acoso laboral es una situación de violencia psicológica que lamentablemente se da con bastante frecuencia, en la que una persona o un grupo de personas tratan de avasallar o intimidar a la víctima con la intención de anular sus capacidades o inducirle a abandonar el puesto. En muchas ocasiones puede resultar difícil de identificar, especialmente cuando el trabajador no sabe exactamente dónde marcar el límite en las relaciones en el ámbito laboral. A veces la víctima se siente sobrepasada y su estado emocional no le permite reaccionar de forma adecuada. En estos casos los testigos y los compañeros son fundamentales para ayudar a solventar un problema tan grave.

Tipos de acoso laboral o mobbing

Por eso lo primero de todo es aprender a reconocer cuándo se está dando un caso de acoso laboral. Si te identificas con alguna de estas situaciones, es posible que estés sufriendo mobbing.

acoso-laboral-señales-nos-estan-haciendo-mobbing
  • Exclusión intencionada del grupo o trato diferente. Invisibilizar a alguien, hacerle el vacío o ningunearlo y hacerle sentir aislado, es un claro síntoma de que hay algún problema.
  • Habla mal de ti o difunde rumores con la intención de difamarte para perjudicar tu reputación dentro de la empresa. Conseguirá aislarte del resto del grupo, así estarás solo y vulnerable.
  • Sobrecarga de trabajo y exceso de presión. Si te asignan un volumen de tareas irreal e inalcanzable es posible que termines sintiendo que no eres lo suficientemente válido y que el estrés te haga pensar en tirar la toalla.
  • Se infravalora tu trabajo o se atribuyen tus éxitos laborales a otras personas o elementos ajenos a tu esfuerzo.
  • Amenazas, insultos, agresiones verbales, gritos, comentarios humillantes o descalificaciones en público.
  • Devaluar la categoría del trabajador, encomendándole tareas de un rango inferior. Modificar las responsabilidades del puesto sin mantener previamente una reunión informativa. De alguna manera se te niega toda posibilidad de prosperar en tu trabajo.
  • Se te oculta información importante para el desempeño de tu trabajo para poder acusarte de negligencia.

Estos son algunos de los indicios que apuntan claramente al mobbing, aunque el acosador o acosadores pueden ser más o menos explícitos y sutiles. Por eso es importante estar atentos, marcar los límites y no tolerar conductas inoportunas que te devalúen o atenten contra tu dignidad.

Las consecuencias de ser víctima de estos malos tratos en el trabajo pueden llegar a ser muy serias y desembocar en problemas de ansiedad crónica, ataques de pánico, depresión y todos los síntomas físicos o enfermedades que conlleva el estar sometido durante un tiempo prolongado a una fuerte presión psicológica, pero también hay que saber discernir una situación de acoso y hostigamiento psicológico, de una mera situación de tensión en el trabajo o mal clima laboral.

Qué hacer en caso de acoso laboral o mobbing

Lo primero que debes hacer es tratar de reaccionar cuanto antes, sabiendo que la ley está de tu parte. Defiéndete y no aceptes un trato vejatorio como parte de tu trabajo por miedo a represalias. Todo el mundo tiene derecho a exigir un trato respetuoso y a que se valoren sus esfuerzos.

  • Es importante que reúnas pruebas, ya que necesitarás probar de alguna manera el acoso laboral. Recopila emails, mensajes, comunicados y demás documentación escrita. Habla con compañeros, clientes, proveedores, etc. que hayan sido testigos de algún tipo de situación de “mobbing” y que estén dispuestos a apoyarte. Recuerda que en los juicios laborales se aceptan las grabaciones ocultas de audio como prueba, siempre y cuando el trabajador o víctima participe en la conversación. Las fotografías también se admiten.
  • Si ya tienes alguna de estas pruebas, y el acoso laboral que se está produciendo es entre compañeros, deberás acudir a informar al Sindicato o el Comité de Trabajadores de la empresa para que investiguen los hechos y tomen las medidas oportunas. Si no existe ese Comité, has de denunciar a la Dirección de la Empresa o al departamento de RR.HH. ya que tiene la obligación de velar por el bienestar de todos sus empleados.
  • Si el acoso proviene de la propia empresa, es decir, de un superior, puedes presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo, que es la organización administrativa responsable del control y vigilancia del cumplimiento de las normas de orden social. Esta denuncia es anónima y confidencial, el inspector realizará una investigación y redactará un acta que, en caso de necesitarlo, constituirá otra prueba en posteriores denuncias.
  •  Si con estas medidas no cesa la situación de acoso, tenemos la opción de interponer una denuncia por vía judicial.
acoso-laboral-que-hacer-denunciar-mobbing

Denuncia por acoso laboral o mobbing paso a paso

Denuncia a través de Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) 

  •  Cumplimentar el modelo de denuncia que puede obtenerse en las oficinas o descargarse desde la Web de la ITSS.
  •  El escrito de denuncia debe incluir los datos de identificación personal del denunciante y su firma, detalle de los hechos presuntamente constitutivos de infracción, fecha y lugar en que se produjeron los hechos e identificación de las personas responsables.
  • Se puede presentar de tres maneras: de forma presencial, telemática o por vía postal.

 Denuncia por vía judicial

  • El primer paso es presentar una “papeleta” de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC). Posteriormente se procede a citar a las partes para celebrar el “Acto de Conciliación”. Si se alcanza un acuerdo finaliza el procedimiento.
  • Si no se da ningún acuerdo en el Acto de Conciliación, debes presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social, aportando el justificante del resultado del acto de conciliación (Acta de Conciliación) o la copia de la reclamación previa en su caso. Tras presentar la demanda, el Juzgado enviará a nuestro domicilio el “señalamiento” para comparecer el día del juicio.

Si has llegado a este punto, recuerda la importancia de actuar también a nivel psicológico ya que verte sometido a cualquier tipo de maltrato puede afectarte en tu autoestima. Por eso, si sientes que durante este proceso puedes llegar a derrumbarte, no descartes solicitar la ayuda de un profesional para volver a recuperar tu vida y tu confianza.

acoso-laboral-denunciar-mobbing

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/564x/53/cd/c8/53cdc8d25a1c724ae2351e8334a6ee22.jpg
  • https://cdn.pixabay.com/photo/2016/10/16/00/36/one-against-all-1744093_960_720.jpg
  • http://image.slidesharecdn.com/poderyautoridad-130623205603-phpapp01/95/slide-15-1024.jpg

DeFinanzas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos