Escrito por

¿Qué son los contratos bonificados y cuándo se aplican?

En temas de contrato hay una gran variedad. En este post te contamos al detalle, ¿Qué son los contratos bonificados y cuándo se aplican? Para que sepas reconocerlo y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

Qué son los contratos bonificados

que-son-los-contratos-bonificados2

Los contratos bonificados son aquellos contratos en los cuales el empleador se beneficia de contratar a determinados colectivos recibiendo algún tipo de bonificación a cambio. Suelen ser contratos pensando en colectivos específicos que requieren de necesidades especiales y, por ello, se premia o se recompensa a la empresa que los tiene trabajando. Por ejemplo, el contrato a personas con discapacidad, a jóvenes menores de 30 años, a mujeres que han sido víctimas de violencia de género o a víctimas de terrorismo. Los contratos que están dirigidos a personas socialmente excluidas están bonificados.

Estas condiciones ventajosas se aplican tanto a contratos indefinidos como a contratos temporales y tienen la finalidad de fomentar el empleo de aquellas personas que lo tienen más complicado a la hora de ser escogidas para desempeñar un puesto de trabajo o que ocupan el mayor índice de desempleados.

¿Sabes cómo calcular el paro?

Principalmente, estas bonificaciones consisten en reducción a las cuotas que el empresario tendrá que pagar a la Seguridad Social por la contratación del trabajador en cuestión. En el caso de los contratos de formación a jóvenes la bonificación tanto a empresarios como a los autónomos que los contraten, puede llegar a ser del 100%. Si el contrato es de prácticas, la bonificación puede ser del 50% cuando son jóvenes sin experiencia. La misma bonificación del 100% se aplica a empresarios autónomos jóvenes que decidan contratar como empleados a un mayor de 45 años.

Características de los contratos bonificados

que-son-los-contratos-bonificados3

Si bien algunos tipos de contrato en específico tienen bonificaciones, para que un contrato sea bonificado tienen que darse algunas características. Las bonificaciones tienen como finalidad reducir la cuota a la Seguridad Social del empresario que asume el compromiso de favorecer el empleo entre sectores con más dificultades para acceder al mercado laboral. Hay que aclarar, sin embargo, que en la actualidad son mínimos los contratos bonificados y es que desde este 2019, el Real Decreto-Ley 28/2018 ha venido a derogar muchas de las bonificaciones que se contemplaban en el año 2012.

Los contratos celebrados desde el 1 de enero de este año, ya no tendrán bonificación al contratar a desempleados menores de 30 años ni mayores de 45 años contratados por emprendedores jóvenes como venía sucediendo. Tampoco aquellas veces que se contrate a empleados procedentes de ETT que estuvieran contratados en la modalidad de primer empleo joven. Igualmente, quedan descartados los contratos a tiempo parcial de tipo formativo con personas menores de 30. Además, los contratos en prácticas, ya no serán deducibles al 50%.

La motivación del empleado, vital:

Para acceder a estas bonificaciones por contratación, los empresarios tienen que cumplir también una serie de requisitos que son los siguientes:

  • La empresa tiene que estar al corriente en sus pagos a la Seguridad Social.
  • No haber cometido infracciones o que estas infracciones, en su caso, no hayan prescritos y que las mismas supongan la exclusión del acceso a los beneficios previstos en los programas de empleo.
  • El contrato tiene que ser a personas desempleadas y que estén inscritas como demandantes en el Servicio Público de Empleo.
  • La jornada de contrato parcial solo da derecho a una parte de la deducción y no a toda.
  • Si se diera el caso de que el contrato pudiera acceder a varias bonificaciones, el empresario solo podrá acogerse a uno de ellos.
que-son-los-contratos-bonificados4

Así pues cuando se quiera realizar un contrato indefinido, pueden ser bonificados si son discapacitados, menores de 30 años, mayores de 45 años, empleados procedentes de ETT, o personas en riesgo de exclusión social. También se premian los contratos indefinidos a mujeres víctimas de violencia de género, víctimas de terrorismo y personas en riesgo de exclusión que hayan recibido contratos por empresas de inserción.

En el caso de que se quiera contratar a trabajadores pero solo hacerles un contrato temporal, podrán deducirse los siguientes: las víctimas de terrorismo, de violencia doméstica y de violencia de género; también las víctimas de trata de blancas; así como los trabajadores que estén en riesgo de exclusión social. También podrán deducirse los contratos de interinidad con personas discapacitadas para sustituir a otros empleados con discapacidad o en situación similar a la del trabajador que hace baja.

Aparte de los colectivos que hemos visto, pueden obtener beneficios los contratos que se hagan personas con discapacidad o a jóvenes menores de 30 años para la formación y el aprendizaje.

Existen otro tipo de contratos que no son tan habituales y que cuando son temporales y se pasan a indefinidos también son bonificables, como por ejemplo los contratos a trabajadores desempleados para sustituir a otros empleados que se hayan acogido a la jubilación anticipada. O los contratos de relevo, es decir, aquellos que contratan a un desempleado para sustituir de forma parcial a otro trabajador que se haya acogido a la jubilación parcial.

Tipos de contratos bonificados

que-son-los-contratos-bonificados5

Los contratos bonificados son básicamente de tres tipos: indefinidos, temporales y para jóvenes. Aunque este último se enmarca dentro de los anteriores, sin embargo, por sus características, podríamos calificarlo como especial. Veamos cada uno de ellos.

Todo acerca del permiso laboral:

Contratos indefinidos bonificados

El trabajador tendrá un puesto de trabajo por tiempo indefinido. El empresario recibirá bonificación cuando contrate a personas con discapacidad, a personas socialmente excluidas, a menores de 30 años que estén en paro, a mujeres que han sido víctimas de violencia machista o a víctimas de terrorismo.

Contratos temporales bonificados

Es un contrato que se realiza a las mismas personas que antes, pero incluímos aquí los contratos de interinidad para sustitución de otros empleados con discapacidad o sin ella. Y también los contratos a jóvenes desempleados que hayan sido inscritos en la O.E. El contrato de trabajo tendrá validez por un tiempo determinado.

Contratos de jóvenes

Pueden ser contratos temporales o indefinidos como ya hemos visto. La bonificación puede ser del 100% o del 50% si se contratan en la modalidad de prácticas. Tiene como finalidad la formación del joven y su integración al mercado laboral.

Te puede interesar:

Galería de imágenes ¿Qué son los contratos bonificados y cuándo se aplican?

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?