Escrito por Tendenzias

Retenciones IRPF 2018 de los profesionales autónomos

Los autónomos, como cualquier otra empresa, deben incluir en sus facturas las retenciones IRPF, de modo que si eres autónomo, deberás estar al día de cualquier cambio que se produzca al respecto. Por ello os hablamos a continuación de las Retenciones IRPF 2018 de los profesionales autónomos.

Retenciones IRPF autonomos

Retenciones IRPF de los autónomos

Retenciones IRPF autonomos que son

Al hablar de retenciones del IRPF puede que pensemos en las retenciones que se le practican a los trabajadores de cuenta ajena que suelen estar reflejadas en sus nóminas de cada mes, pero si tenemos que hacer referencia al IRPF que corresponde a los trabajadores por cuenta propia o autónomos, tenemos que decir que no son lo mismo.

Sabemos que los autónomos, al emitir sus facturas, ya deben reflejar en ellas ( y pagar) el IVA, algo que no aparece para los trabajadores por cuenta ajena, pero además deben reflejar el IRPF que retienen y aunque puede que luego se devuelva al hacer la declaración de la Renta anual no deja de ser un gasto (otro más) para el trabajador autónomo.

Muchos ven problema en el IRPF de los profesionales autónomos ya que para su cálculo en realidad, la Agencia tributaria no hace más que establecer un porcentaje fijo que no tiene en cuenta el  nivel de ingresos o la situación personal, algo que sí se valora en el cálculo de las retenciones de los trabajadores ajenos. De hecho todos los autónomos deben aplicar el mismo IRPF (salvo honrosas excepciones).

Qué son las retenciones del IRPF

Para entender mejor el porqué tenemos que facturar IRPF siendo autónomos, y cuáles son las retenciones IRPF 2018, tenemos que saber a qué corresponde el término.

Para resumir o entenderlo claro, las retenciones del IRPF es el pago por parte del autónomo de lo que más adelante reflejará declarado en su declaración de la renta.

De este modo, podemos decir que la AEAT (la agencia tributaria), lo que hace es restar de la nómina de los trabajadores asalariados y de las facturas que emiten los autónomos una cantidad de dinero en concepto de los futuros abonos que estos deberán hacer en la declaración de la renta. De este modo cuando llega el momento de cerrar el ejercicio fiscal, si las retenciones han sido demasiado altas, el resultado de la declaración será a devolver, de modo que el asalariado o el autónomo recibirá la cantidad extra que se le retuvo. En cambio si el resultado nos sale a pagar, significará que las retenciones han sido demasiado bajas de modo que nosotros, trabajadores o autónomos, somos los que tenemos que pagar a Hacienda el dinero que les debemos.

Por ello si eres autónomo, ganes la cantidad que ganes, debes emitir factura y en ella reflejar la retención de IRPF que por defecto suele ser la misma para todos los autónomos profesionales, a excepción de algunos casos que ahora veremos.

Retenciones IRPF 2018 de los profesionales autónomos

Retenciones IRPF autonomos 2017

Si te has dado de alta como autómomo, tendrás que retener en todas tus facturas una cantidad de IRPF, cuyo porcentaje, podrá variar en función de la actividad que realices, o el colectivo al que pertenezcas o lo que esté marcado o estipulado por la Ley.

Por ello, si deseas cuáles son las Retenciones IRPF 2018 de los profesionales autónomos, tenemos que decir que lo estipulado actualmente es lo siguiente.

Autónomos profesionales

En el caso de los autónomos profesionales, se suele aplicar un 15% de IRPF. Esto desde hace poco más de un año (antes era del 19%).

En la factura se tendrá que reflejar este porcentaje a partir del importe bruto y no del neto (que incluye como ya de debéis saber, el porcentaje del 21% de IVA).

Autónomos de nueva incorporación

En el caso de autónomos nuevos o que son de nueva incorporación, es decir, aquellos que no han sido autónomos nunca antes,  la retención a practicar en el año en el que se dan de alta es del 7%, y luego pasa a ser del 15%.

Para ser considerado nuevo autónomo, debe cumplirse como requisito el que no hayamos estado dados de alta en una actividad económica en los doce meses anteriores a cuando iniciamos ahora la actividad.

Anteriormente a la reforma del 2015 los nuevos autónomos tenían que aplicar una retención de IRPF del 9%, de modo que de nuevo vemos como el porcentaje bajó y con ello, los profesionales autónomos que inician su actividad lo tienen algo más fácil a la hora de tributar y no pagar cantidades que aunque no parezca que se nota, sí que es evidente que son inferiores.

Autónomos en Módulos

Los trabajadores que presenten IRPF por módulos aplicarán una retención del 15% como el resto.

Actividades ganaderas y agrícolas

En el caso de las actividades agrícolas y ganaderas, tenemos que decir variarán en su retención del IRPF en función de la actividad. De este modo la retención será del 1% si te dedicas a la avicultura y alimentación porcina, y será del 2% para el resto de actividades en este sector.

En cuanto al sistema de módulos, no se pueden superar los 15.000 en ingresos y tampoco los 200.00 en gastos (pero no tendremos que aplicar el 50% en personas físicas).

Actividades forestales

En esta actividad, la retención será del 2%.

Otras cuestiones a tener en cuenta

Por otro lado, los autónomos profesionales deben tener en cuenta que aunque el IRPF debe constar en todas las facturas, pueden haber excepciones como cuando:

  • Las facturas a clientes particulares no deberán llevar retención dado que los particulares no presentan a Hacienda declaraciones por retenciones. Por lo que el IRPF lo debes incluir solo a actividades empresariales o profesionales  y a sociedades y personas jurídicas.
  • Por otro lado, si más del 70% de tus facturas reflejan retenciones estarás exento de presentar la declaración trimestral del IRPF (modelo 130).
  • Además, es mejor que una vez acabe el año pidas los certificados de retenciones a los clientes para comprobar si lo que reflejan estos coincide con las cantidades que tú vas a declarar.

Artículo de interés:

DeFinanzas.com

Newsletter