Sanciones de Hacienda por presentación fuera de plazo: cantidad y cuándo se ponen

Es fundamental, especialmente si eres autónomo (independientemente de que seas profesional o empresario), llevar la contabilidad al día, de esta forma evitaremos problemas innecesarios con Hacienda. Pero cuando se es un empleado por cuenta ajena también es importantísimo estar pendientes de los plazos cuando, por ejemplo, debemos presentar un determinado impuesto. Y es que si […]

Es fundamental, especialmente si eres autónomo (independientemente de que seas profesional o empresario), llevar la contabilidad al día, de esta forma evitaremos problemas innecesarios con Hacienda. Pero cuando se es un empleado por cuenta ajena también es importantísimo estar pendientes de los plazos cuando, por ejemplo, debemos presentar un determinado impuesto. Y es que si nos olvidamos… ¿sabes cuáles son las sanciones de Hacienda por presentar un impuesto fuera de plazo?.

Sanciones de Hacienda por presentación fuera de plazo

Si eres un autónomo con algunos años de experiencia, y llevas la contabilidad por ti mismo, es bastante probable que en algún momento dado se te olvidara la presentación de algún impuesto (por ejemplo, de alguna autoliquidación mensual o trimestral). Y, pasadas unas semanas o meses, te llegara a casa o a tu lugar de trabajo una bonita carta de la Administración Pública correspondiente, recordándote la falta de presentación del citado impuesto, y añadiendo además una igualmente bonita cantidad en forma de sanción.

En el caso particular de pasarnos de fecha en la presentación de algún modelo tributario, no hay duda que la Agencia Tributaria terminará por penalizarlos. Más tarde o más temprano, pero acabará haciéndolo. No obstante, la cantidad de la multa dependerá directamente de si pagamos por voluntad propia, si es la Administración la que nos ha avisado (o hemos sido nosotros quienes hemos subsanado la incidencia antes de que ésta “se dé cuenta), o lo que tardemos en hacer el pago.

Y es que si no presentamos una declaración en el plazo establecido para llevarla a cabo, es muy probable que terminemos recibiendo una notificación de la Agencia Tributaria requiriéndonos su presentación; o bien, dándonos la posibilidad de exponer la justificación para no realizarla.

En la mayoría de los casos, tal y como indican las estadísticas, si un determinado contribuyente está obligado a presentar una determinada declaración, y no lo hace, la Agencia Tributaria se suele dar cuenta en un plazo inferior a 6 meses.

La multa de Hacienda por presentación fuera de plazo (y su recargo)

Cuando se trata de una sanción por presentación fuera de plazo la cantidad depende del tiempo que hemos tardado en presentar el impuesto, precisamente desde el momento en que nos hemos dado cuenta. Así:

  1. En los 3 meses siguientes, el recargo es del 5%.
  2. Entre los 3 y 6 meses, el recargo aumentará hasta el 10%.
  3. Entre los 6 y 12 meses, el recargo es del 15%.
  4. Si han pasado más de 12 meses el recargo es del 20%. En este caso también habrá sanción por haber sobrepasado el año, desde el último día en que podía presentarse dicha declaración.

Debemos tener en cuenta que estos recargos se calculan en base al importe que se tendrían que haber ingresado en un primer instante. Por ejemplo, si teníamos que pagar 120 euros, el recargo si lo subsanamos dentro de los 3 meses siguientes será del 5%; es decir, 6 euros. Lo que significa que pagaríamos 120 euros de impuesto más 6 euros de recargo.

Sanciones de Hacienda

Si la declaración presentada fuera de plazo es a devolver, informativa o a cero

En estos casos no corresponde recargo, y sí una penalización o sanción. Si es la Agencia Tributaria quien avisa de la no presentación del impuesto o modelo tributario, la Administración penalizará con 200 euros.

Mientras que si la declaración es informativa se pedirán 20 euros por cada dato o conjunto de datos que hagan referencia a una misma persona o entidad, con un mínimo de 300 euros y un máximo de 20.000 euros.

En cualquier caso, si nos percatamos de la incidencia y realizamos la presentación antes de que sea Hacienda quien nos reclame, las sanciones y los límites se reducirán a la mitad: en el caso de declaraciones negativas y a cero la sanción será de 100 euros, y en el caso de las informativas serán 10 euros por cada dato o conjunto de datos; por tanto, con límites situados entre 150 y 10.000 euros.

…Y si es Hacienda quien te notifica la falta de presentación del impuesto o declaración

En caso de ser así, también se inicia un procedimiento sancionador, lo que significa que no solo tendrás que pagar el importe de la declaración, sino los intereses de demora y la sanción correspondiente. Esta sanción puede oscilar entre el 50 y el 150% del total de la cantidad a pagar.

No obstante, si la declaración extemporánea se presenta de forma voluntaria, entonces es la mejor forma de evitar estas sanciones. De esta manera, sólo se pagará el importe de la deuda más el recargo indicado anteriormente, que en la mayor parte de los casos es menor al importe de las sanciones.

También te puede interesar