Los mejores consejos y criterios para escoger a tu asesor

Si has abierto un negocio o empresa o tienes en mente hacerlo, será bueno pensarlo y diseñarlo todo a través del plan de negocios, pero también, una de las figuras que seguramente más vas a necesitar es la del asesor contable. Una persona que te asesore de modo que puedas llevar tu negocio por un […]
DeFinanzas.com

Si has abierto un negocio o empresa o tienes en mente hacerlo, será bueno pensarlo y diseñarlo todo a través del plan de negocios, pero también, una de las figuras que seguramente más vas a necesitar es la del asesor contable. Una persona que te asesore de modo que puedas llevar tu negocio por un camino de éxito. Conozcamos entonces cuáles son los mejores consejos y criterios para escoger a tu asesor.

Un buen asesor proporciona a los clientes, tanto empresas como particulares, servicios que les ayudan a analizar la información financiera para que puedan tomar decisiones comerciales importantes. Sus responsabilidades incluyen la creación y análisis de documentos financieros, la búsqueda de áreas financieras que necesiten mejoras, la optimización de los procedimientos contables y la previsión de beneficios futuros, de modo que será importante elegir bien a nuestro asesor y para ello, puedes guiarte por estos criterios.

Que esté acreditado o titulado

Tener un asesor contable implica tener a alguien que esté acreditado como tal y aunque en España no existe un reconocimiento formal de esta figura, lo cierto es que será bueno conocer bien el currículum de la persona a contratar y también que tenga algunos estudios relacionados como la carrera de economía o también la de empresariales. También puede que un contable de toda la vida, se haya especializado como asesor y podamos elegirlo.

En definitiva, debemos saber que los trabajos de consultoría contable requieren una sólida experiencia en controles financieros, regulaciones y procedimientos contables para adaptar los servicios al cliente, de modo que podemos tener esto en mente antes de contratar a nadie y sobre todo, asegurarnos que tenga cierta experiencia.

Los mejores consejos y criterios para escoger asesor

Fijémonos en las asociaciones

Como ya hemos dicho un reconocimiento formal de la figura del asesor, pero sí que podemos ver si nuestro candidato tiene algún certificado de «experto contable» que emiten algunas asociaciones.

Por ejemplo, el Consejo General de Economistas (CGE), la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) y la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA), expenden este tipo de certificados e incluso podemos recurrir a ellas para que nos recomienden algunos profesionales.

Los mejores consejos y criterios para escoger a asesor

Infórmate en otras empresas e industrias

En lugar de administrar las finanzas de una sola empresa, los consultores contables suelen trabajar para agencias de contabilidad especializadas, compañías financieras y firmas de consultoría empresarial que ayudan a muchos clientes de modo que tenemos la opción de asociarnos a una de estas empresas para que nos ofrezcan los servicios de uno de sus asesores, o también informarnos bien para que nos den nombres o nos recomienden a alguien que trabaje por libre.

Algunos asesores sí que eligen trabajar de manera independiente, de modo que son ellos los que deben buscar a sus propios clientes, pero tienen más libertad sobre su trabajo.

Ten en cuenta desde donde trabaja

En el caso de que te decantes por la figura de un asesor independiente, es posible como hemos mencionado, que tenga varios clientes y de este modo, va a tener viajar a diferentes ubicaciones. Las horas extraordinarias no son infrecuentes para los este tipo de contables, especialmente entre enero y abril, cuando ocurre la temporada alta de impuestos, de modo que puede que te interese contratar a un asesor que demuestre su valía con una buena cartera de clientes, pero también procura contratar a alguien que pueda estar por tu negocio y que pueda desplazarse sin problema hasta donde estás para realizar bien su trabajo aunque gran parte de este lo haga a distancia o a través de la comunicación vía videoconferencia o subiendo documentos a la nube. Los asesores independientes tienen un mayor control sobre su carga de trabajo y pueden trabajar con menos clientes, si así lo desean, de modo que valora bien el número de clientes, la ubicación y el siguiente punto que te vamos a señalar.

Los mejores consejos y criterios escoger a asesor

Años de experiencia y sueldo

Un buen asesor será alguien que tenga años de experiencia asesorando a empresas y clientes. El sueldo medido de un asesor puede estar perfectamente entre los 50-60 euros la hora, de modo que no dudes en preguntar qué es lo que cobra, no solo para asegurarte que es un gasto que puedes asumir, sino que también sabrás a raíz de lo que nos cueste si tiene experiencia o no.

Evidentemente al comienzo de su carrera, cualquier asesor nos cobrará un poco menos de la media, y poco a poco irá aumentando su sueldo en correspondencia a su valía, de modo que si te pide la media señalada puedes estar seguro que ya tiene cierta experiencia.

Ten en cuenta varios candidatos

Antes de elegir un asesor, será bueno comparar entre varios candidatos, por lo que será bueno también tener una entrevista con cada uno de ellos, de modo que puedan explicarte de qué manera trabajan y también, que ellos se puedan hacer una idea de cuál es tu negocio o empresa y qué necesidades de asesoramiento tienes.

Piensa que la vuestra va a ser una relación profesional de colaboración, de modo que podáis beneficiar en la mayor medida a la empresa o negocio.

Los mejores consejos y criterios para escoger a tu asesor

Ten en cuenta el tiempo de asesoramiento que necesitas

En función de si tu negocio es reciente o no, puedes decantarte también por un tipo de asesor o de otro. No es lo mismo necesitar un asesor para que te ayude a sacar adelante un negocio incipiente, que uno que tenga que asesorarte para por ejemplo cerrar el negocio del mejor modo (financieramente hablando) o para que todos tus trabajadores puedan seguir trabajando en el caso que haya llegado el momento de tu jubilación.

Establecer un horizonte de tiempo anticipado puede ayudarte a determinar qué tipo de asesor necesitas y por ejemplo elegir entre un asesor independiente o uno a través de una empresa o asociación que se dedique a dar este tipo de servicios, las cuáles incluso pueden ofrecerte un asesor por un periodo de meses o en algunos casos para consultas puntuales.

Artículos de interés:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar