Escrito por Tendenzias

Qué es el Factoring Express

Muchos negocios utilizan el Factoring Express para hacer frente a situaciones de escasa liquidez cuando no tienen capacidad para convertir en líquido sus activos. Resulta, pues, una gran forma de financiación en momentos críticos. Si deseas saber más sobre el Factoring Express continúa leyendo.

que-es-el-factoring-express-monton-de-palabras-factoring

Qué es el Factoring Express

El Factoring Express implica un acuerdo continuo en virtud del cual una entidad financiera asume las funciones de control, protección y recaudación de cobros para su cliente, adquiere sus cuentas por cobrar a medida que surgen (con o sin recurso a él por pérdidas crediticias, es decir, incapacidad financiera del deudor), mantiene una contabilidad  de las ventas, asiste a otras obligaciones de contabilidad,  se relaciona con tales clientes por pagar y realiza otras funciones auxiliares.

Se trata de un método de financiación basado en activos especializado en la compra de los derechos de cobro de una empresa por el factor que, a su vez, realiza el procedimiento para cobrar las deudas de clientes pendientes y proporciona alivio financiero a la empresa.

Los derechos de cobro se asignan al factor que las recolecta cuando vencen, por lo que cobrará una cantidad como comisión deducida de las facturas cobradas. Así, el factor es un intermediario entre el proveedor y sus clientes que realiza servicios de financiación y cobro.

En una situación en la que la industria tiene dificultades para obtener fondos, ha surgido la necesidad de una mejor gestión de los derechos de cobro por parte de las empresas. En este contexto, los servicios de “factoring” han asumido un papel muy importante en el ámbito de los negocios.

Características del Factoring Express

caracteristicas-del-factoring-express-esquema-factoring

El Factoring Express puede resultar complejo para los más neófitos, pero pueden resumirse sus bondades en las siguientes características.

  • Cobertura del crédito: el factor puede asumir la carga de riesgo del cliente (solamente en la modalidad de factoring express sin recurso) y, por lo tanto, el cliente puede eliminar los riesgos de impago fruto de su negocio y cobrar sus créditos en poco tiempo, a cambio de una comisión al factor.
  • Velocidad: el factor puede comenzar a entregar dinero en efectivo al cliente transcurridas, habitualmente, 24 horas desde que se recibieran los documentos pertinentes.
  • Liberación de procedimientos de cobro: el factor compra los créditos del cliente y  éstos se convierten en deudas a cobrar del factor. Así pues, la recaudación de dichas deudas y otros procedimientos relacionados son realizados por el factor en su propio interés.

Proporcionar know-how valioso: los factores brindan sus conocimientos sobre los niveles de riesgo que existen en el país en general y know-how sobre clientes. Esto se debe a que el factor está en una posición privilegiada para conocer a las empresas del entorno mejor que sus clientes.

Modalidades del Factoring Express

Sabiendo ya lo útil que resulta esta clase de financiación basada en activos, echaremos un vistazo a todas las modalidades que existen de Factoring Express.

  • Factoring express con recurso: en esta modalidad el riesgo del crédito permanece con el cliente aunque la deuda se asigna al factor, es decir, el factor puede recurrir al cliente en caso de impago por parte de los deudores del cliente.
  • Factoring express sin recurso: es una variante por la cual el factor no puede interponer un recurso debido al impago por parte de los deudores del cliente. Por lo tanto, el riesgo de la deuda incobrable es absorbido por el factor. Obviamente, existen límites a la cuantía que puede absorber el factor y llegado el caso sí que podría interponer recurso al cliente.
  • Factoring express avanzado: en este caso el pago se materializa de inmediato por el factor. En este tipo de factoring, el factor proporciona un alivio financiero excepcional aparte de los servicios anteriormente comentados.
  • Factoring express confidencial: en esta modalidad el acuerdo entre el factor y el cliente se deja sin notificar a los deudores del cliente y el cliente recolecta las facturas de sus deudores sin comunicarles la contratación de un factoring.
  • Factoring express a futuro: en esta clase de factoring, el factor puede acordar pagar una cantidad al cliente por las facturas compradas por él inmediatamente o en una fecha futura.
  • Dropship Factoring express: esta clase de factoring se da cuando el cliente está realizando negocios de “drop shipment”, es decir,  cuando actúa como mediador entre un proveedor y sus clientes (esta clase de negocio es muy común en internet).  El factor garantiza al proveedor todas las facturas emitidas contra el mediador (el cliente del factor) y, por tanto, las mercancías pueden ser entregadas al cliente final. Posteriormente, el mediador vende el producto, recolecta créditos y los asigna al factor. El factor permite así al mediador obtener beneficios sin participación financiera alguna.
  • Factoring express bancario: el banco sitúa una partida flotante sobre el patrimonio neto del cliente. Dicha cuantía es lo que pagará el factor al cliente en relación con sus cuentas por cobrar. Sobre esta base, el banco puede también prestar dinero al cliente y le permite tener doble financiación.

Diferencias entre el Factoring Express y el Descuento Bancario

diferencias-entre-el-factoring-express-y-el-descuento-bancario-factoring-vs-descuento

Si tienes dudas sobre qué modalidad de financiación escoger debes saber que en el descuento de bancario recibirás un anticipo, no sobre tus cuentas por cobrar sino sobre tus efectos comerciales no vencidos (letras, pagarés…) y no existirá la cesión de los procedimientos de recolección de las deudas al banco. En este acuerdo, la firma del contrato a menudo te proporcionará un seguro por impagos, por lo que no serás responsable de pagar el anticipo si tu cliente no paga la factura. En todo caso, el banco nunca asumirá el riesgo de las deudas.

Ya sea que utilices el factoring o el descuento bancario dependerá en parte de si deseas retener el control de los procesos de recolección de créditos y si deseas que tu cliente sepa que has financiado tus facturas o no.

En definitiva, tanto el factoring como el descuento bancario son formas excelentes para obtener efectivo de inmediato que posiblemente necesites para financiar tu operativa diaria, en lugar de esperar a que tus clientes paguen sus facturas.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://es.123rf.com/stock-photo/factoring.html
  • http://pagared.es/factoring/
  • http://www.gedesco.es/blog/factoring-descuento-comercial/

DeFinanzas.com

Newsletter